14 frases urgentes de Nanette, el especial de Hannah Gadsby en Netflix

Hannah Gadsby

Foto. Netflix

Aunque el nombre Hannah Gadsby no suene tanto en México y Latinoamérica, en Australia es muy conocido. Durante más de 10 años, la comediante originaria de Tasmania ha estado involucrada en la escena del stand-up y ahora está lista, no solo para que la escuchen en todo el mundo, sino también para cambiar su mensaje y la forma en la que vemos y pensamos la comedia.

Su especial en Netflix, llamado Nanette, es una hora de brutales emociones encontradas. De la risa al llanto, del enojo a la compasión, del dolor a la fuerza.

Hannah Gadsby

Foto. Netflix

Hannah Gadsby habla sin tapujos sobre cómo fue crecer como lesbiana en una sociedad ultra conservadora, la homofobia, la misoginia, el arte y los problemas mentales, pero es la última mitad de su stand-up, en la que narra anécdotas íntimas –y nada graciosas– sobre su vida personal, la que logra sacudir hasta la médula.

En Malvestida reunimos algunas frases urgentes del especial de Hannah Gadsby en Netflix. Frases que hay que repetirnos como individuos, compartir como sociedad y, sobre todo, poner en acción.

“Construí mi carrera a base de chistes de autodesprecio y no quiero seguir haciéndolo, porque ¿entienden qué significa el autodesprecio para alguien que ya está marginada? No es humildad, es humillación. Hablo mal de mí misma para poder hablar, para poder pedir permiso para hablar, y ya no volveré a hacerlo. Ni a mí ni a nadie que se identifique conmigo”.

“No hay nadie más fuerte que una mujer rota que se ha reconstruido”.

 

“Que nos quiten el poder no destruye nuestra humanidad. Nuestra resiliencia es nuestra humanidad”.

 

“Toda esta idea romántica de las enfermedades mentales es ridícula. No es un boleto hacia la genialidad, es un boleto a ninguna parte”.

 

“No permitiré que mi historia sea destruida. Lo que hubiera dado por escuchar una historia como la mía. No por culpa, ni por reputación, dinero ni poder, sino para sentirme menos sola, para sentirme conectada”.

 

“Creo que podríamos crear un mundo mejor si aprendiéramos a verlo desde todas las perspectivas, desde tantas perspectivas como nos sea posible”.

 

“Rendirse sin romperse, eso es una fortaleza increíble”.

 

“Estoy enojada y creo que estoy en todo mi derecho de estarlo, pero de lo que no tengo derecho es de esparcir ese enojo, porque el enojo, como la risa, puede conectar como ninguna otra cosa a un grupo de extraños”.

 

“La diversidad es fortaleza, las diferencias son maestros. Si tememos a lo diferente no aprendemos nada”.

 

Hannah Gadsby

Foto. Netflix

“Creemos que es más importante tener la razón que apelar a la humanidad de la gente con la que no estamos de acuerdo”.

“La historia del arte occidental es la historia del hombre pintando mujeres como si fueran floreros de carne para sus flores de pene”.

 

“¿Saben quién solía ser un remate fácil [para los chistes]? Mónica Lewinsky. Tal vez si los comediantes hubieran hecho bien su trabajo y se hubieran burlado del hombre que abusó de su poder, quizá ahora tendríamos en la Casa Blanca a una mujer de mediana edad con la experiencia adecuada, en vez de tener a un hombre que admitió abiertamente haber abusado de mujeres jóvenes solo porque podía”.

 

“La ira es tensión. Es una tensión tóxica y contagiosa. No sirve más que para diseminar un odio cegador. Que yo pueda posicionarme como una víctima no significa que mi ira sea más constructiva. Nunca es constructiva”.

 

“Los únicos que pierden la humanidad son aquellos que creen que tienen el derecho de quitarle el poder a otro ser humano. Ellos son los débiles”.