¿Vas de shopping? Entérate cuánto tarda cada prenda en degradarse

Foto. Godisable Jacob

Puede que alguna vez te hayas preguntado cuánto tarda cada prenda en degradarse, esta duda es tan valiosa que de eso depende contaminar menos. Para el medio ambiente, no es lo mismo comprar una fibra natural que una sintética. La diferencia puede ser entre que, cuando la deseches, esa prenda tarde de 1 semana hasta 500 años o más en desaparecer por completo.

De acuerdo con la organización Waste & Resources Action Programme (WRAP), en el Reino Unido, una prenda le dura a una persona 3.3 años. Y aquí es cuando escuchamos esa voz lejana de nuestra madre o abuela diciendo “es que las cosas ya no las hacen como antes”, “en mis tiempos la ropa era de calidad”, “esta falda la usamos yo y tus seis tías y aún está buena”… Aunque suene a sermón, es verdad.

Las marcas siguen la tendencia de la obsolescencia programada, la cual pone fecha corta de caducidad a los productos para que duren menos y, entonces, compremos más. Si a esto se suma que la mercadotecnia nos hace desear cosas que no necesitamos, el ciclo del consumismo se vuelve una máquina con engranaje perfecto.

La ropa es responsable de generar 92 millones de toneladas de desperdicios sólidos al año en todo el mundo, explica el sitio Fashion Revolution. Además, esta, al confeccionarse produce 1,715 millones de toneladas de emisiones de CO2, lo cual fue el 5.4% del total generado en 2015. O sea, contaminación al por mayor.

Los dos principales motivos por los que las personas dejan de usar la ropa y deciden desecharla es porque: vieron daños en las prendas y porque ya no les gusta usarla (una decisión que se empuja mucho por las tendencias fast fashion), y esa es otra razón por la que tampoco se vende en las tiendas de segunda mano.

¿Reciclaje al rescate?

Hay personas que le tenemos demasiada fe al reciclaje. Si bien la ciencia y la tecnología han logrado que materiales aparentemente inservibles vuelvan a tener vida útil, el porcentaje es aún muy pequeño, más si se habla del ciclo de vida de la ropa.

Por desgracia, la ropa que se recicla es tan solo un 9% de toda la que se desecha (datos de Estados Unidos, pero que bien pueden reflejar una tendencia mundial); y menos de 1% puede servir (o se usa en verdad) para rehacer nuevas prendas. La razón de que se pueda reciclar poco es porque la mayoría de las prendas no se pueden reutilizar tan eficientemente como sucede ya con el vidrio, el metal o el pet. A la par, para quien confecciona ropa es más sencillo y barato obtener telas nuevas que utilizar otras de prendas desechadas.

Ante este problema, grupos textiles como H&M, Kering o C&A han comenzado a implementar el reciclado de ropa y a invertir en acciones que reviertan (aunque sea) un poco del año por tanta ropa producida y desperdiciada. Este tipo de iniciativas ya reciclan el algodón en nuevas fibras textiles y están experimentando con telas hechas con ingredientes biológicos como champiñones y desperdicios de comida.

Ser consumidorxs responsables

¿Y por qué se desperdicia tanta ropa? Ocurre que la ropa barata, muchas veces la compramos con esa consigna “como costó poco, no importa si dura poco”, o tal vez pensemos que si se regala o se va a la basura tiene menor importancia, pues pagamos solo unos pesos por ella. Esto, lejos de hacernos unos compradores hábiles, nos hace consumidores irresponsables 🙁

Si justo estás pensando en adquirir ropa que te hace falta o que necesitas, una gran idea para no contaminar es ir a una tienda de segunda mano. O, si se trata solo de una ocasión especial, ¿qué tal pedir a alguna de tus amistades que te presten un look que luzca nuevo en ti? Si eso no es posible, entonces toma en cuenta esta información antes de llevarte lo primero que veas.

Tiempo estimado en que una prenda se degrada

1 camiseta: 1 a 6 semanas

1 par de calcetines: 1 semana a 5 meses

Blusa o camisa de lino: 2 semanas

1 suéter: 9 meses

Chamarra de mezclilla: 10 a 12 meses

Top de seda: 1 a 3 años

Suéter de lana: 1 a 5 años

Medias de nylon: 30 a 40 años

Bolso de piel: 50 años

Lycras y top deportivos: 20 a 200 años

Vestido de poliéster: más de 200 años

 

Imagen: Fashion Revolution

Las fibras sintéticas como el poliéster pueden tardar hasta 500 o mil años en degradarse. Para que sientas menos culpa al comprar ropa (porque tampoco se trata de cortarse las venas y dejar de vestir prendas nuevas en absoluto), vale la pena echar un ojo a la etiqueta y ver de qué materiales está hecho eso que te vas a llevar. Así, sabrás que aunque le hayas sacado el máximo jugo a tu ropa y ya no sirva ni de trapeador, entonces, serán menos años los que le tome a la tierra degradar ese textil.