Fashion Revolution México: es momento de ver la moda desde el lado incómodo

Abril es el mes de la moda en México, cuando el Fashion Week desata una serie de eventos que nos hacen apreciar el diseño nacional, que nos inspiran a comprar ropa hecha aquí, a sentir orgullo de lo que se está creando internamente.

Entre todo este alboroto, desde 2014 llegó un Pepe Grillo llamado Fashion Revolution. Un movimiento mundial que se encarga de tocarnos el hombro con un dedito para plantearnos preguntas incómodas como: ¿Sabes quién hizo tu ropa? ¿Las personas que cosieron esa prenda tienen un trabajo digno? ¿Ese bolso que llevas está libre de maltrato animal? ¿Tu blusa te va a durar varios años o va a ser basura en unos meses?

Entre tanto cuestionamiento hay dos opciones: decirles que se callen (no lo recomendamos) o ponerles atención y empezar a preguntarnos ¿qué estamos comprando? ¿A quién le estamos dando nuestro dinero? ¿Qué pasa con la ropa que ya no vamos a usar?

La nueva revolución de la moda

Fashion Revolution es un movimiento global sin ánimos de lucro que ha logrado “afiliar” a más de 100 países de todo el mundo. México fue de los primeros en sumarse y el objetivo es crear una gran campaña que logre hacer mucho ruido. Que se hable de tendencias, pero también de temas de sustentabilidad, de comercio justo, de trabajos dignos, de contaminación, de reciclaje y de responsabilidad, un fin que debería tener toda la industria textil.

La idea de hacer Fashion Revolution surgió como una conmemoración por el aniversario del desastre de Rana Plaza en Bangladesh, donde al derrumbarse el edificio (con mayoría de fábricas de ropa) murieron 1,127 personas​ y otras 2,437 resultaron heridas. Carry Somers y Orsola de Castro habían trabajado como diseñadores de moda en el Reino Unido durante más de dos décadas y vieron que el colapso de la fábrica podría actuar como un catalizador para el cambio en la industria… y así fue. Por eso, desde 2014 se recuerda año con año esos valores que la industria de la moda debe tener presentes.

Fashion Revolution México

En la semana del 23 al 29 de abril de 2018, coincidiendo con Mercedes-Benz Fashion Week México y el Día Internacional de la Tierra, se celebrará la quinta edición de Fashion Revolution México. Yves Molet, coordinador nacional de este movimiento nos contó de qué se trata esta iniciativa, qué pretenden y qué podemos hacer para dejar de ser consumistas inconscientes y contaminadores.

Este año habrá una semana repleta de eventos, algunos públicos y otros privados, pero la intención de las actividades será sumar: “Que gente que no sea parte de la industria de la moda, pero que tenga la energía para sumarse, organice algo, se involucre. Pueden ser cosas muy pequeñas, como que cambien los comportamientos a la hora de comprar, que se organice un bazar de ropa usada o un mercado de trueque”, explica Yves.

La primera actividad será el lunes 23 de abril a las 19 horas en el Cine Tonalá, CDMX. Además de un taller de transparencia en la moda –con Germán Ahumada, cofundador de Luv.it– se va a proyectar el documental ‘River Blue’. Es entrada gratuita, pero requiere reservación previa.

El segundo será el sábado 28 a las 11 horas en Accesoria 4 del Colegio de las Vizcaínas, Centro Histórico de la Ciudad de México. Ahí habrá un taller con Biology Studio para hablar de moda circular y biomoda.

El resto de la semana se estarán impartiendo charlas y talleres en distintas universidades del país, sobre todo en las de carreras afines a la moda.

Les presentamos el primer #FashionOpenStudio en México de #FashionRevolution Agradecemos a Biology Studio esta primera colaboración. Inscripciones y más información: http://bit.ly/FashRevBioStudio

A post shared by Fashion Revolution México (@fash_revmexico) on

Acciones en México

Aunque Fashion Revolution México es aún un movimiento pequeño si se compara con el del Reino Unido o España, ha logrado ya algunos avances.

“Ahora muchas marcas locales ya enfocan sus pilares en valores sostenibles. Están procurando usar materiales sustentables, ven por los derechos humanos, comparten la ética animal. Eso es un gran logro porque ya está cambiando mucho esta industria”, asegura Yves.

Por nombrar algunas marcas que lo están haciendo muy bien, nos habló de FibretoMx, NovaBori, Textil Puro y Montinieblo.

“Cuando vamos a las universidades hemos visto que la gente ya nos ubica. Los que se gradúan nos dicen que ya van a comenzar su marca y que se enfocarán desde el inicio en hacer la ropa con estas características. Para mí es un gran logro ya tener ese impacto en la sociedad mexicana. Pues lo que queremos es cambiar son los valores en la industria de la moda”, dice orgulloso el coordinador de Fashion Revolution México.

#Repost @fash_rev with @instatoolsapp ・・・ #Repost @thefarwoods It's worth remembering that the first National Woman's Day took place in the US in 1909 and was a precursor to #internationalwomensday. It "honored the 1908 garment workers strike in which women protested the poor working conditions, low wages, and sexual harassment they faced. Today the clothes we wear remain a symbol of the struggles women face, only now the women making them tend to be almost entirely in poorer countries. Women make up the great majority of garment workers in the world." Vietnam and Cambodia = 90%. Bangladesh = 80%. These women typically work long hours for extremely low wages in unsafe conditions and face sexual harassment and threats. Essentially women all over the world are still facing the same working conditions as they were a century ago in the US. Our actions (or lack of action) affect women globally today and everyday. We should be asking ourselves very candidly whether we are complicit in the environmental and human rights violations of the fast fashion industry and how we might engage with our clothes differently. #fashrevmx #quienhizomiropa

A post shared by Fashion Revolution México (@fash_revmexico) on

Suma de esfuerzos

Y para quienes no somos ni estudiantes de moda ni diseñadores o empresarios textiles, ¿cómo podemos sumarnos al movimiento?, le preguntamos a Yves.

“Casi todos somos consumidores de ropa, entonces, sumarse puede ir en torno a volverse un comprador consciente. Es decir, que cuando compres ropa busques información o preguntes quién la hizo; si se va a usar 30 veces o durante años. Es importante que se fijen que la ropa que compren sea de buena calidad, que tenga telas resistentes. Parece que no, pero una ropa mal hecha muchas veces habla de malas condiciones de trabajo para las personas que la confeccionan, porque tienen tal cantidad de trabajo, que no pueden elaborar cosas de mucha calidad”.

#Repost @puntoytrama with @instatoolsapp ・・・ #puntoytramalab apoya @fash_revmexico @fash_rev y queremos que conozcas las #mujeres #artesanas que trabajan con nosotros. Ella es Marta de #Aldama, lleva un bello #huipil tradicional y acaba de contarnos que tiene 10 hijos. Comprar productos de mujeres como ella puede generar un impacto positivo en sus vidas y es lo que nos motiva día tras día. #consumelocal #compraloartesanal #artisan #quienhizomiropa #yohiceturopa #fashrevmx

A post shared by Fashion Revolution México (@fash_revmexico) on

¿Cómo lograr ser más conscientes con lo que vestimos?

Yves nos insta a que invirtamos en ropa que no sea taaan barata. “No quiero decir que compren ropa carísima, solo que es malo acostumbrarse a únicamente comprar ropa súper barata, pues en muchas ocasiones la ropa que cuesta un poco más no es solo porque sea cara y ya, sino porque está mejor confeccionada, tiene materiales de mayor calidad, está hecha en mejores condiciones laborales y puede durarnos más tiempo”.

Otro consejo que nos da es que cuando se dañe la ropa, se repare en vez de desecharla y comprar más. “Hacer uso de una buena lavada, de poner parches, de modificarla para que nos guste, aunque ya no esté de moda (ponerle pines, bordados, estoperoles, listones). Hacer que esa inversión valga”.

¿Qué es lo más difícil de cambiar para volvernos sustentables?

“Debemos hacer que importe. Cambiar ese chip de desperdicio, dejar de consumir irresponsablemente. A la par, pensar que el esfuerzo que hacemos ahora sí va a trascender generaciones. Nos gustaría que hubiera más gente mayor de 40 años se sumara a esta forma de pensar”, asegura Yves.

“También me gustaría cambiar la percepción que hay en México sobre la ropa de segunda mano. Mucha gente aquí odia las tiendas de ropa usada, pero es curioso porque se van a Nueva York o a París y compran lo usado allá. Aquí no lo hacen y es muy difícil que funcione. Esta es una industria que ayuda a reducir basura y a que cosas desechadas puedan tener más vida”, concluyó.

Ya falta muy poco para la #semanafashionrevolution y ¡hay muchas formas de apoyar la iniciativa y hacer escuchar tu voz! Como este mural de @little.eyes.alien en colaboración con @puntoytrama y @arteriachiapas. #pregunta #descubre #actúa #fashrevmx #quienhizomiropa #fashiorevolutionweek2018 @fash_rev

A post shared by Fashion Revolution México (@fash_revmexico) on