Cuando Jack McPhee llegó a mi vida y otros personajes LGBT+ importantes en la televisión

personajes LGBT+ importantes en la televisión

Jack McPhee bebé <3

El primer personaje gay que vi en la televisión fue Jack McPhee en Dawson’s Creek, eso fue en 1999. Yo tenía 12 años y en el Canal 5, que en provincia era el 8, vi a Jack salir del clóset y ser rechazado por su papá. Luego encuentra apoyo en su círculo de amigos, pero tarda muchos años en estar cómodo con su identidad sexual. Así pasa.

Lo que sí, es que al menos me hizo darme cuenta de que, contrario a mis experiencias y conocimiento en aquel momento, existían opciones en el mundo además de ser heterosexual.

Jack Dawson GIF - Find & Share on GIPHY

La representación en la pantalla importa. Particularmente, en el último par de años este tema ha tomado una especial relevancia: desde hashtags como #OscarsSoWhite hasta el discurso que este año dio Frances McDormand pidiendo a la industria el uso de riders inclusivos, la conversación alrededor de la representación se ha mantenido vigente.

Bury Your Gays

Hace un par de años, uno de los personajes secundarios más populares de The 100 – una serie creada por The CW y disponible en Netflix – fue asesinado. El personaje era Lexa, comandante de los 13 clanes que vivían en un mundo post apocalíptico en el que lo único que importaba era sobrevivir. Inmediatamente después de que la escena salió al aire, los fans de la serie tomaron las redes sociales para expresar no solo su descontento con el cambio en la trama, sino también lo que esto significaba en la cultura popular y para la comunidad LGBT+.

En los 30 días anteriores a la muerte de Lexa, otros 4 personajes LGBT+, mujeres, habían sido asesinados en sus respectivos programas. Esta tendencia a matar a los personajes LGBT+  en las series y películas se llama Bury Your Gays y existe desde que se puede hacer cine.

The 100 tenía ya un gran número de seguidores en línea de todas partes del mundo (gracias, Internet), y no dudaron en mostrar su desacuerdo con el desarrollo de la serie. Y claro, los creadores del programa hablaban sobre libertad creativa, pero cuando ese parece ser el único recurso usado para aquellos que están atrás de la cámara, es hora de empezar a hacer más preguntas.

Así, el descontento de lxs fans se convirtió en un movimiento llamado LGBT Fans Deserve Better, que inicialmente se dedicó a recaudar fondos para The Trevor Project, una línea de ayuda de 24 horas para jóvenes LGBT+. Después, el movimiento se convirtió en una convención anual a la que asisten actrices, productoras, escritoras y creadoras de series de TV para hablar específicamente sobre representación lésbica y bisexual.

Una historia que parecen compartir las invitadas, no es sólo que sus programas tienen al menos una historia LGBT+ con una mujer al centro de ella, sino que siempre llevan el mensaje de cómo algún fan les escribió para decirles cómo su personaje e historia les ayudó a entenderse mejor a sí mismos y así reconocer su identidad.

Alycia Debnam Carey Kiss GIF - Find & Share on GIPHY

Personajes LGBT+ importantes en la televisión

El final de los ’90 fue bueno con los personajes LGBT+. Además de Jack McPhee, aparecieron Jessie y Katie en Once and Again, serie que vi gracias a la llegada de TV por cable a mi vida. Ellas son mejores amigas hasta que Katie se enamora de Jessie. Inicialmente Jessie tiene miedo de lo que sucede y eventualmente se da cuenta de que corresponde los sentimientos de su amiga, así que deciden iniciar un romance secreto.

Esta fue la primera relación lésbica entre dos adolescentes en mostrarse en televisión abierta en Estados Unidos. Aunque la serie fue cancelada abruptamente después de eso – no precisamente por haber mostrado la relación –, los productores le dieron un final feliz a la historia de la pareja, mostrando que seguirían juntas.

The Oc GIF - Find & Share on GIPHY

Otro ejemplo fue The O.C. que por alguna extraña razón fue muy popular en mi casa, al menos las primeras dos temporadas. En algún momento, Alex aparece en la vida de los protagonistas de la serie e inicia una relación – bastante dramática y complicada – con Marissa. Aunque la relación deja mucho que desear en términos de buena representación, tener esa referencia en pantalla en la televisión de mi casa, (¡enfrente de mis papás!), me ayudó a sentir que ellos estaban expuestos a aspectos, sentimientos e incluso identidades a los que yo aún no podía ponerles palabras.

¿Y en México?

En 2014 escribí una tesis sobre la representación de personajes LGBT+ en 3 películas de Estados Unidos producidas en la década de los ’90. Una de las personas con las que platiqué sobre mi proyecto – la profesora Donna Haraway, mueran de envidia – me cuestionó el porqué usaba como referencia películas de Estados Unidos y no de México. Mi única – y muy sincera explicación – fue que no había. No hay.

¿Cuáles personajes o películas o series se me vienen a la mente? Una referencia es el clásico de terror mexicano Hasta el viento tiene miedo, que sutilmente muestra un contexto lésbico, aunque se centra en el suspenso de la trama.

Si pensamos en referencias modernas, se supone que en México tuvimos series como Diseñador ambos sexos y la telenovela  La fea más bella que incluían personajes estereotípicos de hombres gay, no mujeres. Y a veces me pregunto si nada de representación, sería mejor que ese tipo de representación.

Hasta el viento tiene miedo

Buscar y fomentar representación

Cuando me preguntan si mi elección de series de TV y películas tiene que ver con que haya o no personajes LGBT+, mi respuesta es sí. Siento que ya cumplí mi cuota de tener que buscarme en personajes y relaciones heterosexuales, así que – ahora que encuentro más opciones – prefiero tomarlas activamente.

Aunque la industria en México no parece estar dando los pasos necesarios para abrir las posibilidades de representación e inclusión de sus historias – más allá de identidades LGBT+ -, ha sido internet nuevamente el que sale, de alguna forma, al rescate: los YouTubers han tomado esto en sus manos, por ejemplo, o jóvenes creadores con series web. También está la posibilidad de ver documentales al respecto y leer textos de medios que han decidido ampliar su panorama.

Este año, Una mujer fantástica hizo historia ganando cuanto premio estuvo a su disposición, además de que Daniela Vega, protagonista de la cinta, fue la primera actriz transexual en presentar un premio en la ceremonia de los Oscar.

Apoyar a quienes están creando contenido diverso y de calidad es una forma de ayudar a lograr mayor diversidad. Ya sean contenidos locales, vía Netflix o que lograron entrar al mundo comercial, hay pequeñas formas de empujar porque existan cambios en la representación. Y esos cambios, aunque parezcan mínimos, son los que han (y me han) ayudado a muchos a encontrar formas de dar pasos para estar bien con quienes son.