Consejos para rasurarte como adulta respetable (cuando ya no queda otra opción)

Consejos para rasurarte

Ya sea por comodidad, convicción o presión social, muchas mujeres no conciben mostrar su cuerpo con vellos en la axila, las piernas o incluso el pubis, así que recurren a diversos métodos para eliminarlos, como la cera, la depilación permanente, las pinzas, las cremas y, el típico rastrillo.

Hemos leído un millón de veces que el rastrillo es lo peor que le podemos hacer a nuestra piel, porque la irrita y reseca, pero la realidad es que lo seguimos usando porque es muy cómodo y nos saca del apuro en breves minutos.

Si ya no queda remedio y hay que recurrir al rastrillo, aquí te dejamos unos consejos para rasurarte como una mujer responsable y respetable.

Para las piernas

Por favor, por favor, POR FAVOR usa un rastrillo con buen filo y de preferencia con varias hojas de afeitar. Esto evitará que tengas que pasarlo varias veces por tu piel y hará que el proceso sea menos irritante.

Lo más recomendable es rasurarte mientras te bañas (y casi hasta el final). Deja que el agua humedezca tu piel durante unos minutos y después usa crema de afeitar (o, de perdido, acondicionador) para que la navaja se deslice suavemente.

Un punto importante es que en los comerciales de rastrillos generalmente vemos que las modelos se rasuran las piernas de abajo hacia arriba. O sea, en dirección contraria al crecimiento del vello, pero lo más recomendable es hacerlo en la dirección natural en la que crece, especialmente si tienes piel sensible.

Si de plano quieres un acabado más al ras, entonces haz primero un rasurado en dirección al vello para eliminar la mayoría y posteriormente uno en sentido contrario, solo para retirar los vellitos que pudieran haber quedado.

Tip pro: ¿Alguna vez has notado cómo días después de rasurarte las piernas aparecen unos puntitos rojos? Pues generalmente son vellos enterrados, te los presentamos. Para eliminarlos utiliza de forma regular un exfoliante que te ayude a remover esa delgada capa de piel y liberarlos.

Las axilas

Parecería obvio cómo rasurarse las axilas, pero también tiene su maña. Primero limpia bien tus axilas para eliminar cualquier residuo de desodorante o sudor y evitar posibles infecciones (recuerda que es de las partes más húmedas del cuerpo). También se recomienda hacer una ligera exfoliación para eliminar células muertas.

Una vez que el área esté limpia, aplica crema de afeitar y levanta el brazo para tensar la piel. Pasa el rastrillo en dirección al crecimiento del vello. Si tu piel no es tan sensible también puedes hacerlo en otras direcciones para lograr un acabado súper liso. Por último, cierra los poros con agua fría.

Tip pro: La mejor hora para rasurarte las axilas es antes de irte a la cama, de manera que mientras duermes le des un respiro a tus axilas de los desodorantes o antitranspirantes que generalmente usas durante el día y que podrían irritar la piel recién afeitada.

Para rasurar tu vulva

Ok, es lo último que te recomendaríamos en la vida, pero te invitaron a la playa de último minuto y sabemos que vas a hacer la salvajada de todas formas, así que vale la pena hacerla bien.

Primero lava la zona con agua tibia y haz una ligera exfoliación para eliminar la piel muerta y preparar los vellos. Seca con una toalla y luego recorta tus vellos con unas tijeras (de preferencia esterilizadas). Esto permitirá que los vellos sean más cortos y fáciles de remover al pasar el rastrillo, además de que también te da una mejor visibilidad del panorama.

Por favor no recortes tus vellos mientras ves un capítulo de tu serie favorita o buscas match en Tinder, recuerda que tienes unas tijeras cerca de ¡tu VULVA!

Para el momento de la verdad, aplica primero crema de afeitar (de preferencia una especial para esa zona que no tenga alcohol o perfumes, sino ingredientes naturales, humectantes y antisépticos, como aloe vera o extracto de tea tree). Bajo ninguna circunstancia te robes la de tu novio con olor a menta del bosque… no es una experiencia grata.

Después, utilizando un rastrillo nuevo –NUEVO, dijimos– sostén con una mano la piel para tensarla y con la otra pasa leeeentaaaamente el rastrillo SIEMPRE en dirección al crecimiento del vello, esto para evitar vellos enterrados.

No hay prisa, tómate tu tiempo. Puedes sentarte y/o levantar una pierna para estar más cómoda y tener mejor acceso a los rincones de tu monte de Venus y labios exteriores. También te recomendamos usar un espejo para guiarte.

Una vez que hayas terminado tu obra de arte, simplemente enjuaga para eliminar cualquier residuo. Puedes aplicar un gel de aloe vera (sábila) para refrescar la piel.

Tip pro: Para aliviar la comezón del terror que suele aparecer cuando los vellos crecen aplica un gel de sábila o exfolia la zona. No se recomienda usar talco, ya que puede obstruir los poros.