Conoce el slow fashion, un movimiento de moda sustentable que ya se mueve en México

Foto. Karla Fernández

Últimamente he de decir que he escuchado cada vez más hablar del slow fashion. El mundo cada vez va más rápido, y la contaminación junto con él… pero la moda se está intentando sobreponer a esta. Como aquí amamos los temas que tienen que ver con sustentabilidad, decidí investigar más al respecto.

El slow fashion es un movimiento creado en el 2007 por la increíble Kate Fletcher (profesora de Sostenibilidad, Diseño y Moda en Londres). La filosofía de este movimiento va en pro del medio ambiente y pretende crear el hábito el consumo responsable y ético de la indumentaria. Como su nombre lo indica, va justo en dirección opuesta al fast fashion: ropa que se confeccione en masa y de forma apresurada, desechable y que pasa de moda fácilmente.

Para definir mucho mejor esta tendencia, hicimos una minuciosa recopilación de datos. He aquí los mandamientos que encontramos acerca del slow fashion:

1. Oponerse a la moda producida en cantidades supraindustriales

2. Inclinarse por consumir productos artesanales para apoyar a las empresas que tienen un comercio justo y prendas fabricadas localmente.

3. Fomentar el reciclado de prendas comprando ropa de segunda mano o vintage y donando las prendas que ya no se utilicen.

5. Incorporar a nuestros armarios prendas clásicas y que duren más tiempo.

4. Elegir ropa fabricada con materiales sostenibles y producidos éticamente.

6. Hacer nuestras propias prendas: reparar, personalizar, alterar… para así alargar sus años d vida. (Es la alargascencia, ¿recuerdas que ya hablamos de esto aquí?)

7. Disminuir el consumo de ropa: no comprar de forma compulsiva, sino elegir prendas especiales y de máxima calidad.

Suzanne mesh dress with hand made rope harness . . . . . #LFNhats #LFNsuzanneDress #Friday #WeekendisComing #ChaseTheMexicanSun #beachwear

A post shared by LES FILLES DU NORD (@lesfillesdunord) on

Ejemplos en México

La industria textil ocupa el segundo lugar en ser la más contaminante en el mundo (después de la petrolera). Si te asombra saberlo, piensa solamente en cuánta gente del planeta usa ropa, cuánta desecha todos los días y tendrás una perspectiva fácilmente. Esta contaminación masiva ha hecho repensar qué estamos haciendo para frenar tanto desperdicio: ¿reciclar?, ¿reutilizar? ¿reparar?, ¿fibras menos contaminantes? ¡Todas son ideas que ayudan y pueden convivir!

En este mismo camino, queremos compartir algunas marcas mexicanas que están poniendo su granito de arena para ayudar al medio ambiente en vez de perjudicarlo.

Carla Fernández

Es la marca homónima de esta la diseñadora mexicana. Con base en la CDMX, sus colecciones están inspiradas en la riqueza geométrica y textil de México. En 2003 fue una de las 11 marcas galardonadas a nivel mundial por el Premio Prince Clause basado en Amsterdam, el cual reconoce a artistas cuyas acciones culturales tienen un impacto positivo en el desarrollo de las comunidades indígenas de su país. La visión de la marca con respecto a los métodos manuales comprueba que la moda ética puede ser innovadora, avant-garde y progresista.

Carla Fernández trabaja cercanamente con artesanos en cada proyecto, donde técnicas como el tejido o el telar manual son una parte integral del diseño y producción de nuevas piezas y colecciones. Lxs artesanxs son parte esencial del equipo creativo y se les compensa justamente por su trabajo.

La marca ha sido presentada en publicaciones como Elle, Vogue, i-D, T The New York Times Magazine, entre otras.

Poncho Cancuc, hecho en telar de cintura por artesanas de San Juan Cancuc, Chiapas • • • #elfuturoestahechoamano #thefutureishandmade #ss18 #pv18 #fashion #moda #handmade #hechoamano #design #diseño #mexican #mexicano #mexico #🇲🇽

A post shared by Carla Fernández (@carlafernandezmx) on

Alejandra Raw

Sus prendas hablan del pasado y el futuro más primitivos. Cortes simples y formas sueltas. Esta firma se expresa por medio de texturas, puntadas y detalles hechos a mano. Decoran sus telas usando telares y transformando las materias primas al reutilizarlas.

Su color es principalmente crudo, tratando de tener un bajo impacto en el medio ambiente a causa de los colorantes sintéticos. Interactuando así, con lo esencial, con la madre naturaleza.

Usan viejos libros olvidados y revistas que estaban destinadas a la basura, convirtiéndolas en etiquetas. Hacen cada una a mano y cada etiqueta cuenta una historia.

The perfect cozy- ness // #rawinter #handknitted// photo @tamarabwphoto // Make up @paolaruanmakeupartist Model : @sofisalazarbtr

A post shared by RAW Project // (@alejandraraw) on

Someone Somewhere

Es una marca de ropa y accesorios que busca conectar a clientes con los miles de artesanxs mexicanxs que viven en condiciones vulnerables. El fin es impulsar su desarrollo y contribuir a su bienestar.

En Someone Somewhere creen fervientemente que, por medio de la reproducción y el comercio justo con las comunidades indígenas en nuestro país, se puede contribuir al desarrollo y preservación de sus tradiciones.

La forma en la que lo hacen es por medio de productos que puedes llevar en tu día a día. Todo es hecho por manos indígenas que se suman a la propuesta y el diseño siempre basado en tendencias y experimentación textil.

We created something MINIngful with Oaxaca’s artcraft from head to toe 🎒#Minis are finally here! | Available online 👉 Link in bio!

A post shared by Someone Somewhere (@someone.somewhere) on

 Les Filles Du Nord

Es una marca fundada por Angélica Tovar y Daniela Garza en 2015. Ellas emplean materiales sustentables (en su mayoría linos y algodones) creando prendas frescas y cómodas, diseñadas y hechas 100% en México.

“Nuestra ropa es creada para tener uso en la playa y como loungewear después de un día de trabajo. Los materiales como algodón y lino dan frescura y comodidad dentro y fuera de la casa”.

Audrey Dress w/ rebozo front ruffle

A post shared by LES FILLES DU NORD (@lesfillesdunord) on

¿Conoces a otra marca mexicana que esté sumándose al slow fashion? Recomiéndanosla y la agregamos a esta lista.