¿Cada cuánto debemos cambiar el maquillaje? (créenos, es más seguido de lo que imaginas)

cambiar el maquillaje

Muchas personas parecemos tener la absurda certeza de que prácticamente todo lo que nos rodea caduca… la compra del súper, el celular, el amor… todo, menos nuestro maquillaje y productos de belleza.

Que tire la primera piedra quien jamás se haya sorprendido sacando de la cosmetiquera rímeles que más bien parecen una pasta seca y grumosa; sombras para ojos que fueron regalo de alguna una exsuegra una Navidad de hace 4 años o esmaltes a los que todavía les queda “un poquito”, pero llevan más de 24 meses sin acabarse. Y aunque vivir en la ignorancia y guardar nuestros cachivaches por años es bonito y económico… no es lo más higiénico ni recomendable, ya que con el tiempo los productos se secan, pierden sus propiedades y sus conservadores.

Cada producto de belleza tiene una fecha de caducidad particular. Esto puede variar entre las marcas y fórmulas, pero como consenso general se sabe que un labial se puede usar todo un año, aunque no así un rímel, por poner un ejemplo.

Antes de que entres en pánico y llegues con ganas de tirar todo tu maquillaje por la ventana (nos encanta el drama), aquí te contamos realmente cada cuánto debemos cambiar el maquillaje y cómo identificarlo de una forma MUY sencilla.

 

¿Cómo detectar su caducidad?

Haciendo lo que jamás de los jamases hacemos: LEER LAS INSTRUCCIONES. Si pones atención, notarás que las cajas o contenedores de tus productos cosméticos suelen traer la figura de un frasco abierto con un número y una M dentro. Es más, busca ese polvo compacto o labial que tienes en la bolsa y sácalo…

Ahora busca esa figura…

¿Ya lo viste?

¡Ajá!

El número hace referencia a los meses y representa el periodo de uso del producto una vez abierto. En peras y manzanas, 6M es seis meses, 12M, doce meses, etc. Así que, ansory, pero si tu polvo dice 12M y llevas dos años con él tíralo a la basura A-H-O-R-A.

En caso de que no encuentres esa figura en tu maquillaje (por lo general están en las cajas) no hiperventiles, te pasamos el dato de lo más recomendable.

Base

Normalmente duran entre 12 y 18 meses, pero si ves algo raro en el color o está seca, es hora de cambiarla.

Polvos sueltos y compactos

Pueden durar hasta 2 años aproximadamente.

Delineadores de ojos y labios

Suelen durar hasta 3 años, ya que si son lápices cada vez que le saques punta estarán como nuevos. Pero si son líquidos, el tiempo para usarlos una vez abiertos es de 6 meses a un año.

Sombras de ojos

Algunas pueden durar hasta tres años, pero necesitas tener cuidados especiales, porque las brochas son las principales portadoras de infecciones si no tienes una higiene adecuada. Por otro lado, si eres de lxs que prefiere aplicar las sombras con los dedos, entonces lo más recomendable es cambiarlas al año, ya que a medida que los conservadores caducan hay mayor riesgo de acumular microorganismos (como bacterias y hongos) en los productos.

Labiales

Lo recomendable es usarlos durante los 12 meses posteriores a su apertura, pero si los has compartido con otras personas es mejor que lo renueves antes. También si deseas que dure más tiempo puedes aplicarlo con un pincel para labios.

Mascara de pestañas

“Los aplicadores, especialmente las varitas para rímel, están expuestas a bacterias y hongos cada vez que se usan”, advierte la Food & Drugs Administration de Estados Unidos, por lo que es recomendable cambiar de mascara cada 3 o 4 meses.

No te aferres a ese rímel de hace un año… déjalo ir.

Brochas

Debes tener un cuidado especial con tus brochas y lavarlas con agua y jabón (o algún producto especial) una vez a la semana, pero como sabemos que nadie tiene tiempo para eso, al menos que sea una vez al mes, ¡por favor!

Esmalte de uñas

Lo más recomendable es mantenerlos en lugares donde no les dé la luz para que el color y la consistencia se mantengan en condiciones óptimas. Cuando tu esmalte comienza a tornarse pesado y grumoso es hora de cambiarlo.