¡No más acoso callejero! La Cámara de Diputados aprueba que se catalogue como delito

acoso callejero

Foto. Valentin Antonini

¿Cuántas veces te han gritado “mamita”, “pssst”, “chiquita” o guarradas del estilo mientras vas caminando por la calle? Si vives en México, es muy probable que tu respuesta sea más de una vez… o dos… o cien.

El acoso callejero es algo de todos los días, pero ha estado tan normalizado en nuestra cultura que durante muchos años quienes lo padecimos simplemente asumimos que “ni modos, así era la cosa” y había que aguantarse el coraje de que un completo extraño –o extraña– convirtiera tu cuerpo en un objeto.

Las cosas han cambiado

Gracias a las diversas manifestaciones de mujeres que en los últimos años han alzado la voz ante ese tipo de situaciones y a la iniciativa de la diputada Candelaria Ochoa, la Cámara de Diputados de México aprobó de manera unánime que el acoso callejero deje de ser una simple falta administrativa en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para que ahora sea considerado como acoso sexual…

O sea, un delito.

O sea, ahora sí va a haber consecuencias.

O sea, si lo hacías, neta ya no lo hagas.

Un primer paso

De acuerdo con el dictamen, “será acoso sexual cualquier forma expresiva, verbal y física de persecución o exhibicionismo” y no se trata solo de castigar, sino también de educar y lograr un cambio de fondo, pues la propuesta establece que se deberá garantizar a las mujeres la erradicación del acoso.

Para lograrlo se llevarán a cabo programas sociales de educación con el objetivo de contrarrestar prejuicios, costumbres y prácticas cuya premisa sea la superioridad de cualquiera de los géneros, los roles estereotipados o la violencia hacia las mujeres.

“Me parece muy importante que se reforme el artículo 13 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. No sin dificultades se va a aprobar, porque cambiamos tres veces el dictamen a solicitud de la presidencia de la Comisión. Por lo tanto, creo que es un primer paso, una tarea nada fácil, porque erradicar la violencia contra las mujeres no es sencillo. Hoy, a 10 años de la creación de la Ley, aún tenemos problemas para implementarla”, explicó Candelaria Ochoa en su ponencia ante la Cámara de Diputados.

La diputada también mencionó que es importante hacer frente al acoso callejero porque este modifica el libre desenvolvimiento de las mujeres en la ciudad, pues frecuentemente modificamos nuestras rutas, horarios, nuestra forma de vestir e incluso preferimos no salir por no sentirnos seguras.

Todavía falta ver cómo evolucionará dicha ley y de qué manera se aplicará, así como las consecuencias para quienes cometan acoso sexual, pero al menos la aprobación de la Cámara de Diputados ya representa un paso importante en hacer visible algo que durante mucho tiempo estuvo cubierto por un velo de aprobación no consensuada que permitía ver a las mujeres como objetos.