Los mejores (y más woman power) momentos de los premios Grammy 2018

Grammy 2018

Foto. @lordemusic

La noche del domingo fue muy especial, llena de música, aplausos y presentaciones que nos hicieron mover la cadera aun sentadxs en el sillón. Desde que empezó 2018, las celebridades han mostrado su apoyo a movimientos como Time’s Up y #MeToo y la gala de los Premios Grammy no fue la excepción.

Empezando desde la alfombra roja, el acuerdo fue vestir con rosas blancas como un símbolo en contra del abuso sexual y el acoso. Cantantes tan influyentes como Kesha, Camilla Cabello y Lorde aprovecharon su presencia y espacio para tocar el tema con mucha clase y elegancia.

Si te perdiste los premios, aquí te dejamos los momentos más relevantes de la aclamada noche de la música.

La protesta silenciosa de Lorde

Después de no ofrecerle una presentación en solitario, al igual que todos los artistas (hombres) nominados a Mejor Albúm del Año, Lorde prefirió lanzar un mensaje más personal.

A ella le dieron un premio de consolación que prefirió no tomar: una actuación conjunta con otros artistas para rendir homenaje al desaparecido Tom Petty. Entonces, en vez de una rosa blanca, la cantante decidió protestar de una manera distinta utilizando un vestido rojo de Valentino en el cual cosió en la parte posterior un texto de ‘Ensayos inflamables’ de Jenny Holzer, artista estadounidense.

My version of a white rose — THE APOCALYPSE WILL BLOSSOM — an excerpt from the greatest of all time, jenny holzer 🕊🌹

A post shared by Lorde (@lordemusic) on

“¡Alégrense! Nuestros tiempos son intolerables. Ármate de valor, porque lo peor es un presagio de lo mejor. Solo una circunstancia grave puede precipitar el derrocamiento de los opresores. Los viejos y corruptos deben ser desperdiciados antes de que el justo pueda triunfar. La contradicción se identificará. El ajuste de cuentas será acelerado por la puesta en escena de las alteraciones de la semilla. El apocalipsis florecerá”.

El discurso de Camila Cabello (y una pequeña espontánea)

La cantante cubana subió al escenario para presentar el acto especial de U2. Ahí aprovechó para dar un discurso que dejó a muchxs emocionados y a otrxs no tanto.

La artista habló sobre el DACA —a sus protegidos se les conoce como dreamers—, un programa que tuvo inicios en el 2012 con el fin de proteger a jóvenes inmigrantes indocumentados de ser deportados. Implementado en aquel entonces por el expresidente Barack Obama, hoy en día el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, decidió hacerle cambios al programa dejando a muchos a la deriva ya que nadie más puede aplicar para quedarse en Estados Unidos.

A unos días del primer informe de gobierno de Trump, así le reclamaron esta “iniciativa” en los Grammy.

“Esta noche, en esta sala llena de música de soñadores, recordamos que este país fue construido por soñadores, para soñadores, persiguiendo el sueño americano. Estoy en este escenario esta noche porque así como los soñadores, mis padres me trajeron a este país con nada más que esperanza en el bolsillo. Me enseñaron lo que significa trabajar el doble de duro y nunca rendirse, y honestamente, ninguna parte de mi trayectoria es diferente a la de ellos. Soy orgullosamente una inmigrante cubana-mexicana, nacida en el este de la Habana, de pie frente a ustedes en el escenario de los Grammy en la ciudad de Nueva York, y todo lo que sé es, que al igual que los sueños, estos niñxs no pueden ser olvidados y vale la pena luchar por ellos”.

Entre los conmovidos se encontraba la power couple Beyoncé y Jay-Z, pero, para su sorpresa, su hija no tomó la reacción de manera tan positiva. La pequeña Blue Ivy se ha vuelto viral desde ese momento porque pidió de una forma ¿muy adulta? que dejaran de aplaudir.

El anuncio de Janelle Monáe

Antes de presentar la actuación de Kesha, Monáe impactó a todos con su elocuente discurso en protesta al acoso y abuso sexual. El momento fue sencillamente perfecto.

“Esta noche, me enorgullece ser solidaria no solo como una artista, sino como una mujer joven, con mis hermanas en esta sala que componen la industria de la música —artistas, escritoras, asistentes, publicistas, CEO’s, productoras, ingenieras, y todas las mujeres de cualquier sector del negocio. También somos hijas, esposas, madres, hermanas, y seres humanos. Para aquellos que se atreven a silenciarnos, les ofrecemos dos palabras: Time’s up. Decimos que se acabo el tiempo para la desigualdad salarial, discriminación o acoso de cualquier tipo, y el abuso de poder”.

Podríamos escuchar su maravilloso discurso durante años sin cansarnos porque en él está resumido muchas de las cosas que necesitan cambiar en el mundo. Y, como señala Janelle, no solo está pasando en Hollywood, sino en todas partes.

La “explosión” de Kesha

Acompañada de Cindy Lauper, Camila Cabello, Andra Day y Julia Michaels, Kesha se presentó con la canción ‘Praying’ emitiendo un poderoso mensaje sobre el abuso que la llevó al borde de las lágrimas.

Hace unos años, Kesha demandó a su productor Dr. Luke, a.k.a Lukasz Gottwald —quien ha negado por completo todas las acusaciones— por abuso físico, sexual y emocional. Cuatro años de sufrimiento ahora la han llevado a encontrar alivio en su música y se hizo presente al cantar a todo pulmón la noche de los premios.

Otra vez, Lady Gaga

Un piano increíble y dos grandes figuras de la música juntos en un escenario es lo que necesitábamos para suspirar. Lady Gaga y Mark Ronson compartieron las luces para presentar ‘Joanne’ y luego conmovernos aun más con ‘Million Reasons Why’. Al final de la canción, ella susurró sutilmente “Time’s Up”.

Un momento breve, pero que desbordó la emoción que provoca la música y el dolor convertido en hartazgo por la violencia sexual.