Recicla, reduce y regala: cómo envolver regalos de forma ecológica


¿Cómo envolver regalos? Es algo en lo que tiendo a pensar mucho, particularmente en Navidad, ya que existe un peculiar momento de crisis en el que después de pasar horas y días buscando los regalos, viene el hecho de envolverlos, lo que puede parecer bastante intimidante si tienes grandes cantidades de regalos y no mucho tiempo para envolverlos.

Por eso creo que siempre es mejor buscar ideas creativas, fáciles y que además pueden resultar más amigables con el medio ambiente que comprar enormes pliegos de papel prefabricados y que parecen todos iguales. Después de todo, los regalos bellamente empaquetados siempre se sienten un poco más especiales, ¿no?

En Malvestida buscamos algunas ideas originales para envolver regalos con objetos que probablemente ya tienes en casa y que puedes reciclar de maneras que nunca pensaste.

Con Mapas

En algún rincón de tu casa debes de tener la famosa “Guía Roji”, esa revista que contiene los mapas de tu ciudad, o puedes acudir a tu atlas de confianza –que no has abierto desde 1998– y arrancar alguna página (no te preocupes, nadie se va a enterar).

A tu conocido que ama viajar, le encantará esta idea que le da un toque elegante y significativo a la temporada de vacaciones; al final puedes agregar un listón en forma de moño y su respectiva etiqueta.

Reutiliza el periódico

El reutilizar periódico es una idea bastante accesible que, además, le agrega un aspecto atemporal a la envoltura. Busca que las hojas de periódico que utilices tengan más letras que imágenes, eso le da un aspecto más arreglado, luego puedes agregar hilos o listones para hacer un moño.

Aunque sabemos que ya lo sabes, no está de más decirlo: por favor no utilices la sección de obituario o de nota amarilla para envoltura, a menos de que tenga un humor sumamente negro. Por el otro lado, puedes usar los cómics para envolver regalos para lxs niñxs.

 

 

Frascos Vacíos

Es muy fácil transformar botellas y frascos vacíos (sí como el que quedó vacío cuando te acabaste la mayonesa) en envases para guardar un regalo. En estos no sólo puedes envolver dulces o galletas, sino también algún objeto pequeño o fácil de doblar. Por ejemplo, joyería, bufandas o guantes.

Para decorar los frascos basta con enredar un listón o hilo en la parte de la tapa y agregar una tarjeta o una capa delgada de tela para darle más vida. Si el frasco contiene alguna etiqueta que no se pueda remover puedes taparla haciendo una tu mismo, con algún mensaje, frase o dibujo. Todo lo que necesitas es algo de creatividad.

 
   

 

Tote Bags

Llenar una tote bag con un regalo es una forma muy simple de sorprender a tus amigos con un regalo dentro de un regalo. Reutilizar o comprar una es una forma más barata y mucho más fácil que lidiar con los problemas de envolver, además de que en lugar de tirar la envoltura podrán volver a utilizarla para muchas cosas.

 
   

 

Con ropa que ya no utilizas

Las mangas de suéteres o blusas o los retazos de tela son una practica opción para envolver botellas de vino o alcohol, solo mide el largo de la botella y cose la parte de abajo para que no se salga, puedes asegurarla en la parte superior con un listón en forma de moño.


 

Reutiliza una caja de huevos

Las cajas de huevos que comunmente venden en los supermercados son una buena opción para guardar objetos pequeños para regalar, incluso comida como chocolates o galletas. Los compartimentos te servirán para organizarlos y para decorarla puedes pintar la caja o agregar una etiqueta de papel decorativo, al final sella la caja con un listón o hilo, y agrega una tarjeta.



 

También te puede interesar…

Regalos para lectores empedernidos, lo que no sabían que necesitaban… hasta ahora