¿Se está destinada a ser soltera para siempre? No debería ser una mala noticia

destinada a ser soltera

¿En qué momento una persona sabe que está destinada a ser soltera para el resto de la vida? Esa es una pregunta que muchxs nos hemos hecho. Aimée Lutkin, escritora radicada en Nueva York, también. Por eso, escribió un artículo llamado “¿Cuándo puedo decir que estaré solx para siempre?”.

Luego de un tiempo de escribir este artículo que puede levantar muchas cejas y algunos aplausos, Aimée participó en el podcast “The Lonely Hour”. De viva voz habla de por qué escribió eso. Su idea fue no solo intentar sumergirse en la cabeza de quienes parecen —o ya tienen decidido— estar siempre en la soltería. Ella explica por qué está en ese grupo tambien. Da una perspectiva que pocas veces miramos, cegadxs por la costumbre de la sociedad que nos dice que la mejor forma de vivir, la forma “completa” y “feliz” de hacerlo es al lado de una pareja.

“Creo que la gente no quiere aceptar la idea de que una persona que es divertida, interesante o atractiva no tenga garantizado el amor en pareja. Pero el amor no es una garantía en absoluto, para nadie. No se entiende porque le sucede a personas buenas, hermosas, inteligentes. El amor es una combinación de suerte y trabajo duro y compromiso, pero no se puede garantizar”, explica Lutkin.

El pecado de ser soltera para siempre

En la película ‘The Lobster’ (2015) de Yorgos Lanthimos, se satiriza la forma en que la sociedad juzga y enjuicia —literalmente— a esas personas que viven sin pareja. En esa población, quien está viudo, divorciado o sin novix, es aprehendido y llevado a un centro donde el objetivo será, pues, quedar emparejado. Si aún no la ves, no arruinamos la trama, pero aseguramos que vale la pena verla y pensar en cómo ser soltero puede ser ilegal y llevar esto al extremo.

Como bien dice Lutkin, hace 60 o 70 años la gente todavía tenía que casarse a la fuerza. Antes de la era del internet se tenía que casar o salir con alguien de la localidad. Ahora las posibilidades son ilimitadas, existe la posibiliad de emparejarse y también de ser solterx. Es decir, que la soltería es también una libertad, una que no se aprecia. Ahora es posible ser madre sin estar casada, y eso no se ve como una libertad sino como una condición inferior.

“Aprendí a crear mis propias ceremonias. Como decidí ser soltera y no tener hijxs, no viviré su matrimonio o su primer hijx, pero tengo otras formas de compensar esos momentos”, reconoce Lutkin.

¿Cómo vivir en paz con la soltería?

Así como no todas las personas pueden ser monógamas, no todas tienen dos brazos y piernas, no todas aman a gente del género opuesto, no todas son blancas, también hay quien no se casa nunca, quien no vive en pareja nunca.

Volviendo a la pregunta inicial de ¿cómo se sabe que alguien será solterx para siempre? Llega un momento en la vida cuando muchxs nos preguntamos si tal vez, solo tal vez, seremos solterxs eternamente. Lutkin señala que esto no es bueno o malo, ya que las personas pueden sentirse solxs, desconectados o como si quisieran más de la vida. Y esto puede ocurrir solxs o con pareja.

Single Robby GIF by New Girl - Find & Share on GIPHY

La dificultad de aceptarlo, agrega, se ha dado porque los amigxs, la familia y la cultura o religión a menudo intentan convencernos de lo contrario. “Se vuelve algo difícil porque somos incapaces de hablar de ello, es la falta de lenguaje para explicar cómo estás mirando tu vida”.

Nadie que se preocupe por ti desea escuchar que has ‘desistido’ (del amor en pareja), pero no hay muchas otras maneras de describir este extraño purgatorio que continúa hasta el infinito, pero que teóricamente podría terminar en cualquier momento. Nunca se me permite hablar mucho sobre lo que realmente está pasando con unx y con el romance. Eso hace que sea mucho más difícil vivir con ello.

Una verdad que puede ser dolorosa es que sí, hay personas que vivirán sin pareja. Que llegue el momento en que desistan de buscarla o que vivan plenas consigo mismas. Y esto no debería ser un proceso crítico ni para quien está solterx ni para el resto.

Advierte que las relaciones sexuales pueden existir con o sin pareja, pero que eso tampoco define a una persona. “Una vez que hayas pasado la transición del hechizo romántico a la vagina ‘terrosa’ (por no usarla), no es la soledad lo que es difícil de sobrellevar. Soy bastante buena siendo sola. Aprendí a disfrutar de mi propia compañía y cuando no la estoy disfrutando, el mundo ofrece muchas distracciones”.

En la educación básica ya se empieza a enseñar que las familias son diversas. Que pueden estar constituidas por una madre y un hijx, por un matrimonio del mismo sexo y unx o más hijxs, que puede ser un concubinato y un perro, pero también una persona soltera con o sin mascotas, pero con familia y amigos que aceptan que es una forma de vivir, una que no tendría por qué ser trágica.