Consejos para comprar boletos de avión baratos… y de forma segura

boletos de avión baratos

Foto. rawpixel.com

Viajar suele ser uno de los propósitos más socorridos para el nuevo año, pero ¿qué tan fácil es cumplirlo? Si se trata de una escapada a algún lugar cercano, es más sencillo, pero si tus aspiraciones van hacia conocer lugares lejanos donde lo más rápido para llegar es tomar un vuelo, entonces hablamos de un grado mayor de dificultad… y capacidad económica.

En Malvestita amamos viajar y entendemos la frustración de acabarse los ahorros en un viaje que durará una o dos semanas. Para que puedas salir de tu territorio más seguido y gastando menos, buscamos esos consejos de expertos viajeros para encontrar boletos de avión baratos.

Comparar precios en buscadores inteligentes

Hay muchas agencias de viajes y sitios web que ofrecen vuelos que lucen mucho más baratos que en las aerolíneas, pero suelen tener trucos —cargos por servicio, impuestos— con los que al final ahorras casi nada. Incluso, hasta puedes perder beneficios que te dan las aerolíneas por pagar directamente en sus sitios.

Una buena idea para buscar los vuelos más baratos es usar aplicaciones o plataformas como Kayak. Este busca —según tu destino y fechas de partida y vuelta— las aerolíneas que te garantizan el mejor precio. Solo hay que tener cuidado con checar si los vuelos son directos o tienen miles de escalas.

Una vez que hayas visto el mejor precio, puedes comprar desde ahí, pero sugerimos ir a los sitios oficiales de las aerolíneas para comparar cuál es la mejor opción. Si la diferencia no es significativa, opta por el de la aerolínea. Muchas veces estas dan puntos, millas o descuentos a los viajeros frecuentes, algo que no ocurre con agencias o sitios de venta de vuelos.

Según dijo la aerolínea JetBlu a Travel + Leisure, por comprar directamente con ellos, la empresa da puntos por cada dólar gastado en su sitio web. Adicional a esto, hay descuentos especiales en caso de que se quiera viajar con mascotas y, si el usuario muestras un mejor precio dado por una agencia, JetBlu ofrece 100 dólares para un viaje futuro con ellos.

Hazte amigx de la aerolínea

A veces es pesado tener que recibir los newsletter de las aerolíneas o agencias de viajes, pero ahí es donde el usuario se puede enterar de primera mano cuando hay ofertas, ventas nocturnas, remates, nuevos destinos, etc.

Ve de viajerx incógnitx

No, no nos referimos a colarte en el avión o viajar en una maleta. Lo primero que solemos hacer al buscar un vuelo es ir mirar en alguna agencia o aerolínea y colocar el destino, las fechas del viaje y cotizar. ¿No? El truco que emplean algunas aerolíneas o sitios de venta de boletos es utilizar tus cookies.

De acuerdo con Compara Gurú (consejos financieros), esas empresas usan tu información almacenada en las cookies para presionarte a comprar lo antes posible. Así, entre más busques una fecha y un destino, el precio subirá, lo que hace pensar que es mejor comprar antes de que el precio se eleve aún más.

Para que esto no suceda, usa tu navegador en modo “incógnito” o borra las cookies. De esta forma, no generarás registro de actividad. Así puedes hacerlo:

Safari o Google Chrome: Command o Ctrl + Shift + “N”
En Mozilla Firefox e Internet Explorer: Command + Shift + “P”

Anticiparse a la compra

Aunque existen ciertos vuelos que, si los compras el mismo día, uno o dos antes, el precio puede ser ridículamente barato, estos son verdaderos hallazgos. Lo más común es que entre más se aproxime la fecha, tus boletos sean ridículamente más caros. Para no jugar al azar, lo mejor es siempre planear los viajes con meses de antelación.

Según el sitio especializado, CheapAir.com, el peor momento para comprar unos boleos de avión es 13 días o menos antes de tu partida. Si no hablamos de temporada alta, lo mejor es comprar entre uno y tres meses de antelación. Se te vas demasiado atrás, digamos seis u 11 meses antes, los precios se verán más altos. Esto porque las aerolíneas acaban de abrir los vuelos y no se sienten tan ansiosas por vender.

Elige días con poco tráfico

Así como ocurre diariamente con las horas pico en el tránsito de automóviles, sucede con los vuelos. Si haces un ejercicio en un buscador, verás que los boletos más caros suelen ser siempre en viernes y sábado para ir, y domingo para regresar.

Los martes y miércoles suelen ser los días con tarifas más económicas. Para ir a la segura, lo mejor es que cuando cotices un vuelo, revises siempre la opción “fechas próximas” ahí encontrarás el mejor precio dependiendo del día y podrás evaluar en qué fecha te conviene tomar ese avión.

Comprar a deshoras

¿Alguna vez has escuchado que alguien se fue de pachanga y al volver enfiestadx abrió su compu y compró un vuelo baratísimo? No, no fue obra del alcohol. Según opiniones personales de Malvestida y de usuarios en blogs de viajes, al entrar cerca de la una de la mañana en los sitios de las aerolíneas, suele haber precios más bajos. Nada se pierde con intentarlo, solo tomar un buen café para aguantar despiertx y no cometer errores al comprar.

Que los boletos de avión baratos, en verdad lo sean

Si ya encontraste un ofertón en una agencia de viaje en línea, como ir de la Ciudad de México a Nueva York por solo 3,500 pesos, más vale asegurarse de que esta belleza sea realidad. Basta con googlear el nombre de la agencia y ver algunos comentarios sobre esta para tantear el terreno que se pisa. Solo un aspecto a considerar, los comentarios que saldrán en las búsquedas serán, por lo regular, los malos. Las quejas siempre son más manifestadas que los halagos. Mejor buscar opinión con conocidos en las redes sociales.

Si ya estás totalmente segurx de que es una gran opción, una oferta segura y una empresa fiable, ¡compra! Esas oportunidades no duran mucho tiempo ahí.

Solo ten en cuenta que una agencia en línea, por los precios que ofrece, no suele realizar cambios tan fácilmente como lo sería en una aerolínea.

CheapAir, tras el estudio hecho a 921 millones de pasajeros, explicó que la tarifa de un mismo vuelo cambia un promedio de 71 veces entre su apertura y el día en que despega. En ese cambio de precio, en promedio, cada cuatro días y medio, hay una variación de 33 dólares arriba o abajo del precio original. Está en ti conseguir el precio más bajo.

Tal vez quieras leer…

Cómo viajar por el mundo (sin perder todo tu dinero en el intento)