8 rituales para recibir al solsticio de invierno y cargarte de energía

solsticio de invierno

Foto. Jakob Owens

Texto por Ximena Pernas*

El solsticio de invierno fue, durante muchos siglos, la mayor celebración socio-religiosa de la edad antigua y el hemisferio norte. Es por esta razón que se da tanta importancia a Navidad y Año Nuevo; pues fiestas muy relevantes se superpusieron a la antigua para poder convertir a los pueblos que la celebraban.

En el solsticio de invierno ocurre una transformación: nos encontramos ante la noche más larga del año, con el día más corto. Los días van volviéndose cada vez más fríos y oscuros hasta que, ese día, el sol deja de bajar para comenzar, poco a poco, a regresar. La luz nace, la esperanza vuelve al mundo: la tierra reverdecerá.

Los antiguos encendían velas y fogatas para llamar al amanecer, a la luz y a la transformación, tanto del mundo como de los individuos. Esto mismo hacemos hoy de muchas maneras simbólicas, pero todas parten de lo mismo: la luz en medio de la oscuridad y el triunfo de la vida sobre la muerte.

Este año, el solsticio se dará el 21 de diciembre. La entrada del invierno abre la parte pasiva del año, donde retomamos fuerzas y nos purificamos para empezar con fuerza la primavera. Por eso te invito a tomar alguno de los siguientes consejos para celebrarlo y usar su poderosa energía.

Recibir al solsticio de invierno

Recuerda que los rituales se hacen también con el día a día, e integrarlos verdaderamente a tu vida le dice claramente al Universo quién eres y qué quieres para lo que viene:

1. Purfricar el cuerpo desde adentro

Esta temporada es ideal para hacer dietas de desintoxicación y darle a tu cuerpo cualquier tratamiento que ayude a purificarlo y a consentirlo.

2. Un calendario de planes

Puedes tomarte ese día para encender muchas velas, pensando en el concepto de esperanza y de renacimiento cada vez que enciendas una (colores recomendados: blanco y amarillo), acompaña esto con una meditación consciente para hacer un calendario de planes coherentes para todo tu año con base en cada mes. Escribe en una hoja:

Cuando termines, pondrás tus manos sobre la hoja y le transmitirás con las manos la energía de voluntad y deseo que se encuentra en tu interior, tejida con la que el solsticio da.

Es una energía de magia, de pensar que todo es posible… (esas cosas que se dicen en Navidad…) Deja las velas encendidas toda la noche hasta que se terminen y pon tu hoja en un lugar especial, donde la tengas siempre en cuenta.

3. Conjuro natural

Puedes unir el ejercicio anterior con lo siguiente: trae a casa un árbol de pino o una rama de pino o roble, estos árboles significan la vida y la fuerza. Ata tu lista con un listón rojo a la rama para darle vida. Cuando se seque, regresa la rama a la tierra; la hoja puedes mantenerla a la vista u ofrecerla también a la tierra con la rama, para darle materia y estructura.

4. Un altar simbólico

Pon un pequeño altar con piñas de pino, hojas secas, velas, muérdago… donde siempre haya luz, simbolizando la luz que nacerá y que nos guiará.

5. Solsticio con energía

Diseña, dibuja, construye un sol de la manera que más te guste y llénalo con la energía de este momento. Ponlo en el lugar donde sientas que te da más fuerza.

6. Infusión mágica

Toma una infusión de jengibre toda esta temporada, es depuradora, calienta tu cuerpo y te ayuda a tomar fuerza. Es muy fácil de hacer, solo hierve agua, coloca dentro unos trocitos de jengibre y deja que perfume el líquido unos 10 minutos. Retira la raíz y estará lista para beber.

7. Un tiempo para ti

Tómate el tiempo para desarrollar o perfeccionar habilidades pasivas como el tejido, la lectura, la cocina… El frío es ideal para este tipo de actividades.

8. Detox de hogar

Sobre todo, ordena tu casa. Saca lo que ya no quieras, pero que pueda servir a otros. Depura, haz espacio para lo nuevo, deja ir lo que ya no necesites… Decreta, con tu casa como ejemplo, lo que quieres en tu vida.

 

*Ximena Pernas es historiadora y especialista en el manejo de técnicas y artes del mundo antiguo. Reiki-Master. Maestra en Astrología. Certificada en Constelaciones Familiares. Sacerdotiza Wicca y Suma-Sacerdotiza Asatrú.

 

También te puede interesar…

5 cosas por las que podemos echarle la culpa a Mercurio retrógrado