Oficinas de película que nos gustaría tener en la vida real

oficinas de película

En Malvestida estamos en proceso de mudanza oficinil, y en búsqueda de inspiración para decorar nuestro nuevo espacio decidimos recurrir a algunas películas en las que aparecen oficinas que nos gustaría tener en la vida real.

De las minimalistas a las más barrocas, aquí un recuento de oficinas de película que se verían bien fuera del set.

The Intern

oficinas de película

The Intern

El galerón neoyorquino que aparece en la película liderada por Anne Hathaway (en el papel de Jules Ostin) es un sueño por donde se le mire: techos de doble altura, ventanales amplios que permiten una excelente iluminación y espacios abiertos. Además, ¿quién no quiere pasearse en bicicleta por su oficina?

Para dar vida a la empresa ficticia About the Fit, el equipo encargado del diseño del set visitó y se inspiró en las oficinas de compañías de e-commerce reales como Moda Operandi, Nasty Gal, y One Kings Lane.

oficinas de película

The Intern

The Devil Wears Prada

oficinas de película

The Devil Wears Prada

La elegante oficina de Miranda Priestly ha influenciado un sinfín de tableros de Pinterest, sin embargo, la verdadera inspiración vino de la misma editora que sirvió para crear al personaje de Meryl Streep. Sí, estamos hablando de Anna Wintour.

La similitud entre la oficina de la directora de Vogue y la de la directora de Runway se pueden percibir fácilmente. Los marcos en la pared, la orientación del escritorio, el espejo hexagonal. Eso sí, si tenemos que elegir entre ambas nos quedamos con la de Miranda, por que ella tiene un carrito especial para bebidas.

oficinas de película

The Devil Wears Prada

Her

oficinas de película

Her

El diseño del set de esta película le valió a K.K. Barrett y Gene Serdena una nominación al Oscar por Mejor diseño de producción, y aunque no ganaron, nos quedamos con la colorida oficina que crearon, la cual resume a la perfección la paleta de colores de la película y transmite una esencia minimalista y creativa a la vez.

“La descripción que me dio Spike [Jones] fue que era uno de esos espacios de trabajo creativos que están tan en boga en la arquitectura de interiores ahora, donde la gente no siente que está encadenada a un escritorio. Y él quería que se sintiera abierto, como si todos disfrutaran de ir al trabajo y en una atmósfera en la que podías ser espontáneamente creativo”, explicó K.K. Barret a la revista Indie Wire.

oficinas de película

Her

Funny Face

oficinas de pelicula

Funny Face

Paredes en blanco y puertas de colores (que después se transforman en rosa), y al interior unos ventanales gigantes y un sofá perfecto para echar la siesta después de la comida. Así es la oficina de Maggie Prescott, la directora de la revista ficticia Quality, famosa por haber sembrado la semilla de la obsesión por el color rosa, gracias a su clásico número musical Think Pink.

En Malvestida creemos que cualquier oficina que tenga el espacio suficiente para armar una coreografía de este calibre bien merece la pena.

Legalmente Rubia

oficinas de película

Legalmente Rubia

Para gustos se hicieron los colores, y el de Elle Woods (interpretada por Reese Witherspoon) era el rosa en todas sus tonalidades y presentaciones. Y aunque quizá no nos animaríamos a atascar nuestras paredes color algodón de azúcar, si algo aprendimos de esta abogada es que tu oficina debe de ser un reflejo de tu personalidad.

 

The Best of Everything

oficinas de película

The Best of Everything

Esta película de 1959 tiene una decoración que muchos interioristas desearían lograr. La trama está basada en la novela homónima de 1958 de Rona Jaffe y se basa en la historia de tres chicas que llegan a Nueva York para encontrar el amor y la buena fortuna.

Ellas trabajan en una editorial de libros de bolsillo, un lugar tan encantador que se dice que Matthew Weiner, creador de Mad Men, se inspiró en ella para la famosa serie. Muebles de madera forrados de piel de colores, lámparas que parecen flotar sobre escritorios y sillones color pastel… un match perfecto entre alguna película de Wes Anderson y 2001: A Space Odyssey de Stanley Kubrick.

oficinas de película

The Best of Everything

También te puede interesar…

Películas tan, pero tan surrealistas que te van a hacer sentir en un trip