Menos es más: así es la tendencia de decoración escandinava que triunfa esta Navidad

“Las decoraciones navideñas son lo más divertido del mundo”, dijo nadie nunca, y cada vez que llega mediados de noviembre comienza ese engorroso ritual de sacar las cajas, desenredar los foquitos, tirar las esferas rotas, pegarle el brazo con kola loka el muñequito del nacimiento, etc… Sin embargo, no todo tiene que ser tortuoso, porque acabamos de descubrir que es posible mantener el espíritu festivo con una decoración buena, bonita y barata. La solución se llama estilo escandinavo, y está invadiendo Pinterest con su filosofía de “menos es más”.

Un estilo simple

El estilo escandinavo en la decoración se empezó a popularizar a partir del 2012, según pudimos corroborar en Google Trends, y ha ido en auge en los últimos años.

Según un reporte especial de tendencias de Pinterest, Pinterest Holiday 2017, la búsqueda de este término aumentó un 413% en el último año, siendo los tonos neutros y la simplicidad que lo caracterizan los elementos favoritos de los amantes de la decoración.

Espacios escandinavos

De acuerdo con la diseñadora de interiores Nikki Brantmark, del sitio My Scandinavian Home, el estilo escandinavo se caracteriza por tres elementos básicos:

1. El color verde como protagonista, principalmente en plantas o accesorios decorativos que le agregan frescura al lugar.

2. Los tonos neutros como blancos y crema, que predominan en las paredes aportando suavidad y luminosidad al espacio.

3. La combinación de muebles vintage y modernos.

Esta Navidad, la inspiración escandinava se combina con toques elegantes y sutiles, como plantas características de la temporada –el pino y el abeto– y otras como el romero y el eucalipto, presentadas al natural y sin ornamentos.

Texturas naturales

El verde (o Greenery) es el color del 2017, y para esta época navideña se presenta lleno de texturas orgánicas que dan protagonismo a la naturaleza. Piensa en maderas, plantas, fibras textiles… Todo más apegado a las tonalidades mate y sin tantos brillos o elementos metálicos.

Pequeños detalles

La decoración escandinava presta especial atención a los pequeños detalles, ya que estos aportan vida a los espacios blancos. Algunos ejemplos son plantas que puedes agregar como decoración a mesas y demás muebles, los adornos  geométricos y modernos que puedes colocar en las paredes o estantes. Las velas o luces blancas con diseños simples y toques en color verde.

Esta Navidad la decoración escandinava es una forma muy práctica y sencilla de resaltar los espacios y darles vida, así que en lugar de sentirte abrumadx por la abundancia de decoraciones, adopta una estética minimalista y deja que estas ideas te inspiren.

Encuentra más inspiración en nuestro tablero de Pinterest.