Situación alarmante: hay clínicas en la CDMX que realizan abortos innecesarios

abortos innecesarios

En el 2007, en la Ciudad de México se luchaba por que las mujeres pudieran tener el derecho a interrumpir un embarazado no deseado. Y se logró. Ahora, diez años después, una nueva lucha en el mismo tema está por comenzar (o eso esperamos). Se trata de impedir que las clínicas privadas de abortos seguros, certificadas por la Secretaría de Salud y la COFEPRIS, no practiquen abortos innecesarios.

Una investigación hecha por Buzz Feed News México denuncia que en las clínicas GinecaFem (Azcapotzalco), Promédica Mujer (Benito Juárez) y Fundación Naiset (Cuauhtémoc) se dio un diagnóstico erróneo y ofrecieron a mujeres un aborto legal que, en realidad, no necesitaban.

Aunque las tres clínicas visitadas por el sitio están certificadas por la Secretaría de Salud de la Ciudad de México y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), que es la instancia encargada de revisar la aplicación de protocolos y medidas sanitarias mediante evaluaciones periódicas, no se ha hecho una investigación oficial para clausurar aquellas que estafan a las pacientes.

De acuerdo con un especialista de la Secretaría de Salud consultado por Malvestida, estas revisiones incluyen lo relacionado a la seguridad de los pacientes, a la higiene y a las medidas de instrumental técnico pertinentes para realizar abortos, pero no así la ética profesional de quienes laboran ahí, por lo que es relativamente fácil hacerlo.

No obstante, también ha sido relativamente sencillo poder descubrir el engaño de estas clínicas privadas. Una mujer puede saber que no está embarazada y poner a prueba la ética de los trabajadores de la salud, no así con enfermedades en las que es difícil saber cuál es el diagnóstico.

La investigación

Según explica el reportaje, las primeras señales de este fraude llegaron gracias a que tres estudiantes de psicología visitaron esas clínicas en la Ciudad de México como parte de su servicio social. Su objetivo, que en un inicio era evaluar la atención a las mujeres que interrumpen su embarazo en consultorios privados, ahora se convirtió en una denuncia que retomó BuzzFeed News México.

En la investigación posterior que hizo el sitio web, estas tres clínicas privadas aseguraron a las clientas que estaban esperando un bebé y les ofrecieron practicar un aborto urgente por varios miles de pesos.

Tanto la reportera como las estudiantes sabían que no estaban embarazadas y acudieron a las clínicas diciendo que tenían un retraso en su menstruación, pedir un diagnóstico y, si era positivo, abortar. El resultado que cuentan en el texto es que sin estar ellas esperando un bebé, eran canalizadas directo a una “solución” sin siquiera entregar resultados de pruebas de sangre que avalaran el diagnóstico de embarazo o sin entregarles un ultrasonido verdadero (a la periodista le dieron uno falso).

“En tres de las clínicas, experimenté lo mismo que las estudiantes de psicología. Después de que me dijeron que sí estaba embarazada, me ofrecieron un procedimiento para interrumpir el embarazo de forma legal”, explicó Yuriria Ávila en su texto para BuzzFeed News México

En la clínica Promédica Mujer le ofrecieron interrumpir el embarazo con medicamento o mediante aspiración por 2,500 pesos o por aspiración con sedación por 4,900.

Dentro de GinecaFem le cobraban 3,000 pesos por el uso de medicamento y 3,500 por aspiración y sedación.

En Fundación Naiset le cobraban 900 pesos por medicamentos; 2,000 por aspiración con anestesia local y 4,000 por aspiración con sedación.

¿Y el gobierno?

En la Ciudad de México es legal abortar dentro de las primeras 12 semanas de gestación, el motivo no importa siempre y cuando la mujer así lo solicite. Para cumplir este fin, existen clínicas públicas donde el procedimiento es gratuito y otras privadas que están certificadas por el gobierno local para que se cumpla conforme a la ley.

En lo que va de aprobada la ley que despenaliza la interrupción del embarazo en la capital del país se ha practicado 176,355 abortos (hasta abril de este año). De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, 125,276 abortos fueron practicados a capitalinas; 44,696 a mujeres provenientes del Estado de México; 1,037 de Puebla; 859 de Hidalgo, y 64 a extranjeras; el resto corresponde a otras entidades. Es decir, en promedio 48 abortos al día (de los que ahora se hacen en la legalidad).

Algunos de los comentarios que han hecho las seguidoras de BuzzFeed México denuncian irregularidades también en las clínicas públicas.

Petkoff Ryevkita: “También hay casos al contrario: Hay embarazo y te dicen que ya tienes mas de 12 semanas y que no es legal, aun cuando se ha hecho ultrasonido previo en laboratorio particular. Los diagnósticos de tiempo no coinciden y, si se los demuestras se ofenden, se enojan y te corren con insultos. Esto en CDMX”.

Valeria Cibeles: “O que tienes más semanas de las que se supone que tienes dentro de las 12 semanas aún legales, te llaman madre y te dicen cosas para evitar que abortes”.

De este modo, las mujeres que no logran abortar en alguna clínica pública —por cualquier razón— aún dentro del periodo legal, se ven obligadas a ir a una privada, donde pueden existir este tipo de irregularidades.

A tomar en cuenta

Si estás en la necesidad de practicarte un aborto, te recomendamos que primero investigues a fondo la clínica a la que acudirás, ya sea para hacerlo por medio de medicamentos o de forma quirúrgica.

Para saber más datos sobre el aborto en México, aquí tenemos un artículo que lo explica muy bien.

Aquí también puedes ver todas las clínicas públicas que ofrecen el procedimiento de forma gratuita dentro de la Ciudad de México.

Recuerda que un aborto es decisión única de la mujer que se lo va a practicar.

Si tu opción va más hacia una clínica privada, siempre pide:

Te puede interesar leer…

Tenemos que hablar sobre el aborto… y sus consecuencias