Calaveritas feministas: rendimos honor a célebres (e inesperados) personajes

calaveritas feministas

Ilustraciones de Minerva GM

Las calaveritas literarias son esos versos jocosos a manera de epitafio con los que celebramos la esencia de una persona, viva o muerta. Con eso en mente, en Malvestida nos imaginamos cuál sería la calaverita hecha a ciertos personajes feministas de la realidad y la ficción.

Para este proyecto reunimos los textos de algunas escritoras, a quienes les pedimos que se inspiraran en su feminista favorita para hacer una calaverita, y los trazos de Minerva GM, una ilustradora originaria de Toluca que por medio de sus creaciones coloridas representa a la fuerza y diversidad de las mujeres.

El resultados son estas calaveritas feministas muy divertidas y peculiares.

Calaverita a Elaine Benes, por Alaíde Ventura

La Muerte ayer confesó
Entre risas, muy contenta,
Que viendo la tele creció
En los gloriosos noventa.

Notó que a nuestro panteón
Le faltaban más comedias
A Elaine Benes eligió
Pa quitar las caras serias.

La encontró bailando raro
Creyó que estaba infectada
Se agitaba con descaro
Yada yada yada yada.

¿Me consigues una esponja?
—Retó Elaine a la Muerte—
Ya no tengo, y me enoja
La desperdicié sin suerte

Del castillo soy la reina
Y morirme no me asusta
El soup nazi me la peina
Aunque su sopa me gusta.

Calaverita a Jo March, por Karen Villeda

Jo March escribiendo tanto estaba
y en plena tarea absorbente
la pluma con rigor afilaba

Rebelde, Mujercita independiente
que a sus hermanas mucho admiraba
Porque al patriarcado más de un diente,
a diario, en todos lados, se le tumbaba

Por defender nuestra pasión ardiente:
que una misma es lo que nos basta(ba)
y no necesitamos príncipe (o princesa) valiente.

***Aclaración***

En la versión pasada de este artículo apareció una calaverita dedicada a Louis C.K, la cual ha sido removida tras las acusaciones de acoso sexual en su contra.

Tal vez quieras leer…

Porque una no es suficiente: te presentamos 7 formas novedosas de comer pan de muerto