Le preguntamos a varias mujeres cuál es su rutina de belleza… y pues cada quien sus cremas

“Hay imágenes que nos quedan grabadas de cuando éramos pequeñxs. Para mí, una de ella es estar ahí en la cama viendo cómo mamá se desmaquillaba cada noche frente al espejo, o cuando ya nos teníamos que ir a la escuela y rápidamente se aplicaba cremas y maquillaje para salir lo más arreglada que le permitían esos minutos antes de salir, odiaba hacerlo en el coche. También recuerdo cuando me pedía que no le hablara porque se había puesto una mascarilla de barro y tenía que quedarse muda unos 20 minutos, que para mí eran una eternidad”, nos cuenta María Fernanda, una de nuestras lectoras.

Así como crecimos viendo esos modelos de rutinas de belleza, cada unx ha desarrollado el propio, a veces sin darnos cuenta.

Pensando en esto, y en que la mayoría de quienes formamos parte de la comunidad Malvestida no somos ni modelos de cosméticos ni chicas de pasarela, preguntamos a varias mujeres y reunimos las rutinas de belleza que nos hacen sentir seguras y más bellas cada día.

La rutina freelance, de aquella que es dueña de su tiempo (a veces)

Suelo tener más tiempo que lxs que van a oficina, pero tampoco esperen baños en leche de burra, solo soy una freelance de 37 años.

En la mañana me lavo la cara con un jabón liquido de Neutrogena, el oil free, solo con mis manitas, luego me pongo un tónico Tea Tree de The Body Shop y una cremita matificante de Avène solo en la zona t (porque carítsima). Para finalizar, varío entre L’Oréal hydrafresh y la crema oil free de Neutrogena.

En las noches igual el jabón de Neutrogena —pero lo aplico con un como cepillito de silicon que venden en Sally— para limpiar bien los poros, después sérum de Tea Tree igual de la misma línea de The Body Shop, luego un sérum cerrador de poros de Yves Rocher y al final la crema en gel de ellos mismos, se llama Sebo Vegetal esa línea.

Me desmaquillo con el bifásico de Ponds, el azul es el más chido, ¡que nadie les diga que hay otro mejor!

Los fines de semana en la noche me lavo con un jabón de carbón de Bioré. Cuando me baño me lavo la cara con un jabón líquido exfoliante.

Una vez a la semana, en la noche después de bañarme, me pongo una mascarilla millonaria —que me regalaron— de Estée Lauder. Y algunos sábados me pongo de esas tiritas que quitan los puntos negros de Bioré o mascarillas rándom de Sally.

La rutina godín explotada (porque entra a las 9, pero nunca sabe cuándo se irá a casa)

Todos los días me baño temprano porque si no, no despierto. Una vez por semana, cuando tengo más tiempo, me exfolio el cuerpo con el Beach de Bobbi Brown y la cara con otro de la misma línea que es más suave y huele a naranja (Mascarilla Exfoliante Radiance Boost). Dos veces por semana también, mientras me visto, me aplico una mascarilla iluminadora de Vichy para refrescar el rostro.

Lo de diario es ponerme una crema antiarrugas de día. Uso la DayWear Matte de Estée Lauder que no es tan cara ni es grasosa. También aplico el Vibra colágeno ojos de L’Oréal para mis ojeras (después de los 30 ya nada es igual).

Por las noches, si no muero de sueño, me desmaquillo con el bifásico de L’Oréal, me lavo la cara y aplico otra vez la crema para las ojeras. Si no, solo me lavo la cara con jabón de tocador.

Cada jueves me pongo una mascarilla reparadora para pelo de Origins que me regalaron, esta hay que dejarla actuar como una hora y luego lavarse el pelo. Lo deja súper suavecito.

De maquillaje solo uso rubor y sombras en polvo, rímel (del que sea) y labial rojo, prefiero los de Mac. Ya dejé de usar base de maquillaje o polvo porque me salían muchos granos, desde que la dejé mi piel está mejor.

Rutina de mamá orgánica (cuando los hijos se van, te quedas tú)

Por años tuve muy poco tiempo para mí porque me dediqué más a cuidar de mis hijos que de mi belleza, aún así nunca me descuidé, solo reduje ciertos hábitos. Ahora a los 69, volví a retomar mis rutinas de belleza.

Siempre he sido muy de hacerme mis mascarillas: de huevo, de barro, de glicerina y trato de hacerlas una vez al mes para conservar bien la cara. Antes de esto, suelo exfoliarme la piel (y las manos) ya sea con una mezcla que hago de jabón con azúcar o, si tengo, uso un exfoliante de Mary Kay con extractos botánicos lotus & bamboo.

Lo de todos los días es lavarme muy bien la cara con un jabón de avena para cutis graso, crema de baba de caracol y aplicarme protector solar (porque vivo en una zona con mucho sol). Ya casi no uso maquillaje porque lo único que me gustaba era el delineador, pero ya tengo los ojos tatuados y es maravilloso.

Algo que me obsesiona es quitarme esos pelitos gruesos que salen en la barba o los bigotes, con la edad, la testosterona hace de las suyas, pero uso mi espejo de aumento y listo.

Hermosa juventud (a los 20 y pocos, poco hay que cuidar)

Estaba harta de los granitos y siempre me quejaba de mi cara grasosa. Un amigo de mi trabajo una vez me escuchó y me dio el valioso (y extraño) tip de su hermana (quien es modelo) para tener un cutis perfecto: el jabón Zote.

Lo estuve usando casi todo un año, cuando me metía a bañar y antes de dormir. Noté la gran diferencia de mi cutis y por mucho tiempo me dejaron de salir barros, de cierta forma se me aclaró la cara y se quitaron las manchas.

Sin embargo, varias personas me dijeron que era muy malo lo que hacía y acabé dejándolo. Pero estoy tentada a volver a usarlo porque es de lo que más me ha funcionado.

De ahí en fuera, no suelo hacer mucho más por mí. Soy la peor beauty girl que vas a conocer.

Editora cool (de lo ordinario a lo extraordinario)

Siempre estoy probando productos nuevos para la piel, pero últimamente mi rutina de belleza ha sido la siguiente:

Por las mañanas suelo ser muy práctica y lo que hago es lavar mi rostro y después aplicar crema hidratante. En este momento estoy obsesionada con la Crème Prodigieuse de Nuxe que es antioxidante y antiestrés (otra crema favorita es la Aquasource de Biotherm, pero esa la utilizo cuando estoy en ambientes más húmedos, como mi natal Mérida, Yucatán).

Si sé que será un día largo en el que tendré muchas juntas o eventos, entonces me aviento un full face makeup con primer y toda la cosa. Si simplemente estaré en la oficina en mood más relajado entonces uso un poco de base para emparejar el color de mi rostro (mi favorita es la Naked Skin de Urban Decay, porque es súper ligera y con buenísima cobertura), blush, rímel y labial (mi favorito es el labial líquido mate en color rojo, como el Urban Decay o el de Stila).

Me encantaría bluffear y decir que todo los días me pongo bloqueador solar, porque SÉ QUE ES LO QUE DEBERÍA HACER, pero casi siempre se me olvida #Ansory.

Por las noches, que es cuando generalmente tengo más tiempo, me desmaquillo, me lavo la cara (si fue un día de maquillaje completo uso mi cepillo facial Clarisonic) y después un suero para rostro y ojos (por aquello de que ya le voy pegando a los 30). Actualmente estoy usando el Advanced Génifique de Lancôme, que es un activador de juventud. Y alrededor de los ojos me encanta usar el suero de la misma línea, Advanced Génifique Yeux, que se siente delicioso cuando se aplica.

Por último, y para terminar con el ritual, utilizo la crema Nuxellence Éclat de Nuxe que ayuda a calmar mi piel después del ajetreo de todo el día y también a hidratar e iluminar.

La práctica

Mi rutina de belleza, si es que se le puede llamar así, es que me lavo la cara con un jabón especial de Vichy por las mañanas y las noches.

En la AM, después de lavarme la cara uso crema para humectar. La verdad es que he estado usando una de Lubriderm, porque una vez me salieron unas cosas en el rostro y un dermatólogo me la recomendó, así que esa uso. Pero estoy considerando cambiar a algo ya más de mi edad… Después de la crema me pongo una base con bloqueador y ¡listo!

Por las noches me limpio con el mismo jabón de las mañanas y me pongo aceite de coco, porque siento que me humecta bien y me ha funcionado perfecto.

La neta es que eso de gastar en productos de belleza no es lo mío y siento que hay productos buenos, básicos que resuelven perfecto lo que tu piel necesita.

 

*¿Quieres compartirnos tu rutina de belleza? Escríbenos y la incluimos. 

Tal vez te gustaría leer…

¡Primavera en tus uñas! Así son las tendencias de manicure de Fashion Week PV2018