¿Por qué en EU suceden más tiroteos de civiles que en otros países?

El terror volvió una vez más a Estados Unidos: un hombre de 64 años identificado como Stephen Paddock apareció en un concierto al aire libre en Las Vegas y disparó sin discriminar dese el piso 32 con un arma automática; hasta ahora han muerto 59 personas y hay a más de 500 heridos, al menos una decena de ellos de gravedad.

Aunque esta noticia no deja de asustarnos, tampoco quita la sensación de vivir en un dejà vu, de estar leyendo un periódico viejo o de no haber despertado de una pesadilla que se repite una y otra vez.

Ese sentimiento no es más que algo parecido a los feminicidios en México, a la inseguridad o la corrupción, es decir, una certeza de que cada vez son más frecuentes, más horribles y más masivos, lo que nos lleva a preguntarnos ¿por qué? ¿Por qué en un país como Estados Unidos?

Una realidad aterradora

De acuerdo con información recabada por el sitio Bustle, un tiroteo masivo en Estados Unidos se define como uno en el que “cuatro o más personas elegidas indiscriminadamente, sin incluir el perpetrador, son asesinados”. Después cita al Archivo de Violencia Armada y deduce que, por la definición anterior, esto haría que el tiroteo ocurrido en Las Vegas es el número 35 de esta magnitud que se registra en 2017.

El punto más crítico es que este asesinato en masa es hasta ahora el más mortífero en la historia moderna de los Estados Unidos.

Al buscar las razones por las que este tipo de sucesos terroríficos ocurren más en la sociedad estadounidense, la primera explicación va hacia la venta legal de armas de fuego, de tener una cultura donde comprar pistolas es tan sencillo como llevar cervezas de un supermercado y cuya prohibición es aún asunto pendiente para su gobierno. No obstante, esta no es la única explicación.

1. Los tiroteos son cada vez más comunes

En los últimos 477 días, en Estados Unidos se han registrado 521 tiroteos masivos, según cifras de The New York Times. Contra esto, hay cero acciones del gobierno (tanto del de Obama como del de Trump que comprenden este periodo) para erradicar este problema.

Este rango se cuenta desde el 12 de junio de 2016 cuando un hombre disparó en una discoteca en Orlando matando a 49 personas. Un suceso que parecía inverosímil, ahora es superado con lo ocurrido en Las Vegas.

Un reporte publicado en 2015 por el FBI informó que entre 2000 y 2007 hubo un promedio de 6.4 masacres al año, y de 2008 a 2014 la cifra aumentó drásticamente a 16.4 tiroteos masivos al año, registrándose al menos, un tiroteo por mes.

Foto. Gun Violence Archive

2. Una costumbre arraigada y hasta “bien vista”

El expresidente Barack Obama dejó como asunto pendiente la prohibición de venta de armas de fuego en su país. No obstante, siempre dejó clara su postura en contra. Él solía reclamar que sus compatriotas parecen haberse acostumbrado a que estos hechos formen parte de su vida cotidiana.

En Estados Unidos aún existen grupos como la Asociación Nacional del Rifle que se apoyan en la Segunda Enmienda que dicta: “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas”. Y esto es apoyado por un gran número de congresistas y de ciudadanos conservadores.

Un sondeo realizado por Pew Research Center en julio de 2015 explica que el 50% de los estadounidenses creen que es más importante controlar quién posee armas, frente al 47% que considera más importante proteger el derecho de los estadounidenses a poseer armas.

Y con esto se ve correcto “tener un arma con fines tradicionalmente legales, como la autodefensa en su casa”. El mismo estudio estima que en el 37% de los hogares estadounidenses hay un adulto que posee un arma.

Foto. Gun Violence Archive

3. Un problema poco controlado

Y aunque las noticias sobre los tiroteos son cada vez más frecuentes y se destaquen cada vez más víctimas, el Congreso de ese país no ha autorizado la creación de una base de datos al respecto.

De ahí que organizaciones civiles sean las que hayan procurado llevar ese registro. Una de ellas (la más citada por los diarios internacionales) es Gun Violence Archive, creada en 2013 para llevar un conteo público de los decesos por violencia de armas de fuego.

Incluso realizan infografías como este mapa, que deja ver con claridad los puntos del país donde es más frecuente este tipo de crímenes.

Foto. Gun Violence Archive

3. Más armas que habitantes

De acuerdo con un informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en 2013 (último año del que hay cifras oficiales) se vendieron 16.3 millones de armas de fuego en EU. Esto significa 44,889 armas al día, un aumento del 130% en relación a 2007.

Cuando sí había un registro de armas vendidas, el Congreso especificó que en 2009 EU tenía 306 millones de habitantes frente a 310 millones de pistolas, ametralladoras y demás.

El diario El Mundo publicó que “la llegada de Barack Obama desató el pánico a que el Gobierno de Washington restrinja la tenencia de armas en Estados Unidos” y de ahí que aumentara la compra de estos artefactos.

Un último dato que nos deja heladxs es que la mitad de las armas que hay en el mundo están en manos de los civiles de nuestro país vecino.

Tal ves te interese leer:

¿Por qué la mayoría de los muertos por el sismo en México son mujeres?