La pregunta del millón: ¿qué hacer cuando tienes amor no correspondido?

Foto. Jon Tyson

¿Alguna vez has imaginado ese momento perfecto en el que la persona de que la estás enamoradx, un día te mire directamente a los ojos, te abrace y corresponda a tus sentimientos de una vez por todas? Por desgracia, en muchas ocasiones esto se queda solo en expectativas y te hace darte cuenta que estás experimentando un amor que no podrá ser correspondido.

Lo he visto tantas veces con mis amigxs, en películas, en poemas, en el arte, en canciones e incluso, debo confesar, yo lo he experimentado. Por consiguiente, lo que aún me sigue sorprendiendo del tema es:

¿Cómo es posible que aunque sepas que no eres correspondidx se desarrolle una especie de niebla que te impide aceptarlo, alargando más el sufrimiento por algo que, siendo honestxs, no tiene principio ni final?

Aquí tres acciones–avaladas por la ciencia– que puedes implementar y que te ayudarán a lidiar con un amor no correspondido.

Se vale sufrir

Puede sonar absurdo sufrir por algo que no tienes y que en ocasiones ni tendrás. Sin embargo, es complicado aplacar tus sentimientos por alguien u omitirlos por completo, incluso cuando no exista ningún vínculo que los una.

Por lo tanto, para poder superar esa pérdida es necesario pasar por todo el proceso de duelo de las relaciones, que te permite dejarlo ir y aceptar la realidad, además de que es más saludable que guardarte todo y seguir como si no hubiera pasado nada.

Robert Sternberg, sicólogo estadounidense y teórico de varios temas respecto al amor y su relación con la ciencia, explica en sus investigaciones que para poder superar este tipo de amor es necesario aceptarlo poco a poco y atender el problema tomándote el tiempo que necesites para tener una recuperación saludable en tu mente.

Ya que de lo contrario, cuando experimentamos este proceso de amor no correspondido, es muy probable que estemos propensos a padecer Limerencia, un estado mental involuntario que te obliga a volverte obsesivo con esa necesidad de ser correspondido. Y créeme, nadie quiere llegar a eso.

Toma distancia

Cada relación y persona son diferentes, por lo tanto, este punto no se refiere a que cortes el contacto con esa persona por siempre, sino que seas capaz de reconocer las situaciones de proximidad con tu crush que más te hacen daño.

Recuerda que el amor no correspondido tiene mucho que ver con cómo interpretamos las señales, las cuales en ocasiones pueden darnos a entender cosas que quizá no están sucediendo. Al identificarlas es más fácil tomar distancia y que tu cerebro acepte lo que en realidad está pasando.

De acuerdo con el sicólogo Juan Armando Corbin existen cinco leyes para desapegarnos emocionalmente de las situaciones tóxicas:
1. Salirse del “Yo” y ver los problemas desde afuera.
2. Vivir el presente.
3. Adoptar una mentalidad donde no nos juzguemos.
4. Aceptar que hay cosas fuera de nuestro control.
5. Mindfulness, es decir, tomar consciencia, autoobservarnos y tratarnos con cariño.

Practicarlas de forma deliberada ayuda a no sentirse abrumadx o manipuladx por esos sentimientos que te hacen daño desde el pasado y en el presente.

Aprende cómo funciona tu cerebro respecto al amor

A pesar de que todxs experimentamos el amor y la pérdida de diferentes maneras, la neurociencia se ha encargado de explicarnos cómo y por qué esos sentimientos que son producto de un amor no correspondido llegan a afectarnos tanto… y dejarnos ver que solo somos uno de tantos casos en el mundo.

El conocer estos efectos hará que entendamos que el amor no correspondido es toda una construcción mental que nos orilla a tener sentimientos fuertes y obsesivos por alguien; y bueno, es cierto que tener una clase de ciencia de por qué tu amor no te corresponde no hará que te sientas menos atraídx hacía esa persona.

Lo que sí puede hacer la ciencia es ayudarte a entender esos sentimientos, saber qué pasa en tu mente que, a pesar de haber hecho de todo para olvidarlo, sigues cayendo. No eres tú o tu mala suerte, sino que el amor frustrado hace que las hormonas y emociones de nuestro cerebro se enganchen más con esas barreras que no superas. Este proceso hace que tu mente busque una y otra vez lograr el cometido.

Deja que tus sentimientos te inspiren

Otra de las recomendaciones que dan los expertos (el mismo Freud habla de este proceso) es utilizar esos sentimientos románticos para crear algo. Funciona como una especie de catarsis emocional que te ayuda a enfocar toda esa energía que gastas —en ese enamoramiento no correspondido— en otras cosas productivas que te ayudarán a desahogarte y a seguir adelante.

La psicóloga Fabiola Cuevas fundadora de Desansiedad. com explica cómo el contactar tus emociones, ser consciente de ellas y exteriorizarlas de la forma que tú consideres más apropiada –ya sea escribiendo, dibujando, pintando, etc– puede ayudar a desbloquear  y vaciar tu mente de todos esos sentimientos que te frustran, para así poder implementar acciones que te ayudan a superarlos.

Recuerda que por mucho que te guste una persona, a veces es mucho mejor y necesario respetar tus limites y dar un paso para seguir adelante.

Te puede interesar:

No, el amor no tiene por qué doler y este libro quiere recordártelo