Así es como el eclipse solar puso de cabeza —o no— nuestra vida

Estas últimas semanas se nos han venido fuertes, ya que no solo experimentamos alteraciones en nuestro bello ser por culpa de Mercurio retrógrado, sino que también se nos juntó con el pasado eclipse solar que —dejando a varios ciegxs en el camino— no se conformó con eso y quiso cambiar nuestra inestabilidad emocional, junto con otras sorpresillas.

Algunos filósofos antiguos aseguran que este fenómeno no solo influye en la marea y las cosechas, sino también en la salud física y mental del ser humano. Así que esta puede ser la razón de que estemos afectadxs y hayan sucedido cosas de lo más random, ¿te identificas?, pues BLAME IT ON THE ECLIPSE.

En Malvestida no somos ningunas videntes, pero varias de nuestras redactoras experimentaron cambios extraños e interesantes, lo que hizo que nuestra experta en astrología, chilaquiles y perritos (o sea yo) se diera la tarea de investigar khé nos está pasanda y qué tanta responsabilidad tiene de esto el tan sonado eclipse solar. ¡Pónganse de acuerdo malditos astros! ¡Déjenme vivir en paaaaaaz!

Aquí te damos algunas situaciones en las que seguro puedes culpar al eclipse ( y si no, aunque sea usarlo de pretexto).

Emociones y sentimientos al 100%

Para las mujeres es como estar en tu síndrome premenstrual, pero un mes entero. Si has sentido todo a flor de piel los últimos días, puede que seas una víctima propensa a los efectos estelares. Así que si experimentaste algún tipo de obsesión, antipatía, celos, felicidad exagerada, peleas estúpidas o cualquier emoción multiplicada por tres mil, es normal, no eres bipolar.

Periodo adelantado

Con esto de que sentiste que tu SPM duró más de lo normal, puede ser que hasta te haya bajado antes de la cuenta. Históricamente sabemos que la menstruación siempre ha estado conectada con el cliclo lunar, el cual también dura 28 días. Aunque científicamente no hay nada que dé por hecho que esto sea real, es simplemente obra de la casualidad.

De hecho, Jen Gunter médico ginecóloga, descarta que sea verdad, ¿se imaginan a todas las mujeres del planeta menstruando al mismo tiempo?

Ganas de cambiar/limpiar

Volviendo al ciclo lunar, un acontecimiento como este puede impactarte también positivamente, queriendo abrir o inclusive cerrar ciclos. Hay quienes se vieron curiosamente en la urgencia de renunciar a sus trabajos, de romper el cochinito y emprender un nuevo viaje, cerrar sus redes sociales o hasta de hacer una limpia de clóset, para deshacerte de todo lo que realmente ya no usas y comenzar un nuevo ciclo. Si te pasó y no sabes por qué, solo culpa al eclipse.

No tener deseo sexual

Sí, tal vez no es culpa de tu pareja ni tuya, sino de ese méndigo eclipse. A pesar de ser un espectáculo natural, todo lo que altera en tu conducta —como vimos anteriormente— puede causar que te sientas particularmente cansadx, lo cual tiene igual un impacto en tu vida sexual. Otra razón más para que el eclipse solar no regrese en un buen rato.

¿Búsquedas de porno?

Sí, también. Y esto estuvo comprobado con números que explican que a causa del eclipse solar, en Estados Unidos la gente consumió hasta 50% menos porno en línea por estar más al pendiente del fenómeno natural, así lo explicó XHamster a Mashable. En ciudades como Los Ángeles o Nueva York, donde solo se vio parcialmente, las búsquedas de porno solo bajaron 15%. Sin embargo, esto solo duró unas horas, porque una vez que acabó el mame del eclipse, las visitas se dispararon otra vez. “Simplemente esto demuestra que las estrellas porno nunca pueden competir con estrellas reales”, dijo Alex Hawkins, vicepresidente de xHamster, en un comunicado.

No solo te afecta a ti, sino también a tu mascota

Al no tener la misma racionalidad que nosotros, los animales se dejan llevar más por la naturaleza. Obviamente tu perro no vería conscientemente el eclipse y se quedaría ciego, pero sí lo puede sentir. Hace tiempo se hizo una investigación en el zoológico de Zimbaue, en donde los animales reaccionaron de forma “extraña” ante el fenómeno astronómico, comenzando a hacer la rutina que harían en la noche; al regresar la luz, se mostraron raritos por el resto de la tarde.

Así que, fue bonito verte este 2017 eclipse solar, pero fue suficiente por esta vez. Lo bueno es que no sabremos de ti en un rato, la próxima vez que te veamos en el año 2024 (si es que esto es verdad), estaremos aún más preparadxs psicológicamnete para tu gran llegada, a parte de que ahora sí, compraremos unos buenos lentes para verte en su totalidad sin pretextos, en vivo y a todo color, en vez de verte en un live de Facebook.