Los hombres me explican cosas (el libro para entender el mansplaining y otras cosas importantísimas)

mansplaining

Todo empezó una tarde en la que Rebecca asistió a una fiesta con su amiga. Durante un momento de la noche cierto hombre le preguntó sobre qué escribía ella. Rebecca apenas había empezado a hablar cuando fue interrumpida (por quien le había hecho la pregunta) para contarle acerca un libro realmente importante que había salido ese mismo año.

Tras escuchar un poco, tanto Rebecca como su amiga se dieron cuenta de que, sin querer, el hombre estaba hablando del libro que ella había escrito. Pero la amiga tuvo que mencionarlo unas cuatro veces hasta que el hombre puso atención.

 

“Los hombres que me explican cosas asumen que soy un recipiente vacío que debe ser llenado con su conocimiento” p.16

 

Después de lo ocurrido la autora se planteó seriamente la posibilidad de escribir algo al respecto, sin saber que al poner en letra impresa su testimonio desataría toda una serie de debates de mujeres alrededor del mundo que habían pasado por situaciones similares.

Rebeca Solnit es una autora estadounidense que ha escrito más de una veintena de libros acerca de diversos temas (medio ambiente, literatura, derechos humanos) y que también ha sido activista en favor de los derechos de las mujeres. Los hombres me explican cosas [disponible aquí] es el título del primer ensayo que, a su vez, da nombre al libro que reúne un total de nueve ensayos acerca del impacto de la desigualdad y el sexismo en el mundo y en nuestras vidas.

A la autora se le atribuye la creación del término mansplaining, no obstante, en el libro ella aclara que esto no es del todo cierto. Relata que tras la publicación del ensayo surgió una página web llamada Los hombres académicos me explican cosas, donde cientos de mujeres relataban su experiencia siendo tratadas condescendientemente por estos hombres. Al poco tiempo, y tras señalar esta conducta recurrente, surgió el término mansplaining (algo así como hombre-explicando).

Ahora, si el término encajó tan bien en la cultura es porque refleja una realidad común. Lo que hizo Solnit fue poner el dedo en la llaga e iniciar la construcción de un camino que nos facilitó el expresar con palabras algo que hasta entonces solo se sentía como un no-sé-qué-rarito-incómodo.

#NotAllMen?

En su libro, la autora también  expone por qué el argumento #NotAllMen (no todos los hombres) aunque puede ser un punto válido, de alguna forma desvía la discusión. Porque sí, ya sabemos que no todos los hombres interrumpen a las mujeres para explicarles cosas que ellas ya saben, pero la mayor parte de las mujeres, alguna vez, ha vivido algo de este tipo.

Es decir, el foco no está en la “inocencia” de quienes no lo hacen, sino en la experiencia de quienes sí lo han vivido, tal como explica este maravilloso video de Estereotipas.

Aunque este primer ensayo es el más popular, el libro tiene muchos otros bellísimos textos que, sin dejar de lado la temática del sexismo, ilustran con humor y cifras, aspectos sobre los que deberíamos reflexionar, como la importancia de las abuelas. “Todo el mundo está influenciado por aquellas cosas que preceden a la educación formal, que aparecen de la nada y de la vida cotidiana. A estas influencias excluidas las llamo abuelas” p.67

Asimismo, desarrolla un texto que es como un paseo por las ideas de Virginia Woolf y la libertad (tan necesaria) para desarrollar el trabajo creativo: “Sus demandas de liberación de la mujer no eran únicamente el que pudiesen realizar parte de las tareas institucionales, sino el tener total libertad para vagabundear, geográfica e imaginariamente” p.89

¿Por qué lo tienes que leer?

Al final de cuentas lo que hace Rebecca en estos ensayos es desglosar con peras y manzanas el porqué esta sensación de que te expliquen cosas que ya sabes, no solo es molesta, sino que representa la escala más baja de una pirámide de conductas violentas que están socialmente muy toleradas.

Pero la visión de Solnit es optimista pues afirma que, aunque estemos lejos de la meta, ya hemos iniciado el trayecto de un camino que irá tomando forma según vayamos andando:

“Los genios no regresan a sus botellas. Las revoluciones son, sobre todo, de las ideas” p.131