Platicamos con Camila Jaber, la “sirena mexicana” que representará a nuestro país en el Mundial de buceo libre

Camila Jaber buceo libre

Camila Jaber

La apnea o buceo libre es la disciplina deportiva que mide la capacidad de una persona de estar bajo el agua o la profundidad a la que se puede bajar a pulmón libre, justo como las sirenas, y Camila Jaber es una de ellas. Con tan sólo 21 años, la pasión por la vida marina ha llevado a esta originaria de Ciudad del Carmen, Campeche, a representar a nuestro país en el Mundial de Apnea 2017 en la Isla de Roatán, Honduras, del 22 de agosto al 3 de septiembre.

Platicamos de con ella sobre sus inicios, sus experiencias bajo el agua, su interés por el activismo ecológico y el largo camino que ha recorrido para encontrar apoyos y patrocinios.

– – –

¿Cuál fue el momento en el que decidiste dedicarte a esta disciplina?
Nací en una isla, entonces pasaba mucho tiempo en el agua, incluso buscaba otros proyectos en los que estuviera siempre en contacto con el agua. Fue así que hice un curso de buceo con tanque y me gustó mucho. Sin embargo, sentía que me hacía falta algo, como que no había encontrado mi pasión y en el camino encontré a una persona que daba cursos de apnea, me inscribí y en mi primer día bajé 25 metros en una línea, sin haberlo hecho antes. De ahí en adelante me enamoré del deporte, es algo que siempre es muy significativo porque fue el momento que me di cuenta que se me dio con mucha facilidad, que no me asusté y que lo disfruté muchísimo.

Camila Jaber

Foto. @camilajaber

¿Qué emociones o sensaciones te invaden cuando estás sumergida?
Son muy variadas, claro que depende del buceo y si es un buen buceo. Casi siempre procuro mentalizarme que todos van a ser buenos pero la realidad es que hay muchas cosas chiquitas que te pueden ir fallando y te pueden abrumar. Pero principalmente un buen buceo de subida te da una sensación de satisfacción y de realización y de bajada es un sentimiento de paz, de tranquilidad. Es un poco como medio poético pero es muy reconfortante porque mientras bajas estás pensando que todo lo que vas dejando en la superficie allá se queda, nada más eres tú sólo con el mar. Además tengo unos mantras para mantenerme concentrada, el principal es: “Pies para que los quiero si tengo alas para volar” y en mi caso es volar bajo el agua. Antes de un buceo, pienso en las causas, en lo que busco con ese buceo, me gusta fijar mis pensamientos en algo para que no me ganen los nervios a gran escala, por ejemplo pienso, “este buceo no es el decisivo, sin embargo, es un paso más cerca de los siguiente objetivos”.

¿Cuáles son tus principales motivaciones?
Una de las más grandes es crear consciencia de los daños que le hacemos a los mares. Claro que ser una mejor atleta y hacer buceos más profundos también lo es, pero me interesa crear consciencia y alianzas para impulsar proyectos dedicados al cuidado del medio ambiente. Pero, de manera personal, claro que me gusta mejorar cada día, porque amo el deporte y las sensaciones que me deja.

@camilajaber

Foto. @camilajaber / @ainhoaphoto

¿Qué es lo más bello o increíble que has visto bajo el agua?
Siempre lo más padre o lo más lindo son las interacciones con la vida marina. He estado con leones marinos que son lo más divertido, son como perritos abajo del agua. He estado con delfines y puedes ver cómo son seres conscientes y saben que estás ahí y se preguntan qué tienes, qué haces, que sientes, hasta lo que traes puesto. También con tiburones ballena que me encantan, pero en general creo que la vida marina siempre es lo más bonito porque puedes crear esa conexión. Eso de manera recreativa, porque durante los buceos veo fijamente la línea y me concentro mucho, la verdad no hay mucho que ver alrededor porque no traigo máscara.

Sobre tu entrenamiento, ¿qué prefieres?, ¿con aletas o sin aletas?, ¿en piscina o en el mar?
Mar 100%, sin embargo la alberca es algo muy necesario que te ayuda a mejorar. Para mí es como comparar correr en el bosque y correr en una caminadora. La verdad a la alberca voy un poco a fuerza y al mar con gusto. Pero pues bueno, se va complementando todo.

Sin aletas el año pasado dediqué un poco de tiempo por primera vez. Es una disciplina completamente diferente con una técnica distinta, la disfruté muchísimo y me quedé enganchada. Y en sensaciones, a pesar de que vas menos profundo de lo que la aleta te permite, la sensación es más completa porque estás moviéndote en el agua por ti misma. Con la aleta claro que también estás nadando, pero tienes menos contacto con el agua porque nada más estás moviendo las piernas y sin aleta puedes mover los brazos y explayarte más.

Camila Jaber

Foto. @camilajaber / @willgrahamphoto

Por tu historia en Inixar vi que te ha costado trabajo encontrar apoyos, ¿qué equipo necesitas para tu entrenamiento normalmente?
De equipo, una parte llega gracias a las redes sociales donde procuro mantenerme muy activa. Pero en temas de apoyo, por ejemplo, en mi universidad ha sido muy difícil usar la alberca porque no formo parte del equipo de natación y no puedo entrenar en ese horario, además la alberca no tiene un salvavidas de tiempo completo y no te permiten usar la alberca si no hay un salvavidas.

Mi entrenamiento, a pesar que no es de alto riesgo, sí tengo que hacerlo siempre abajo del agua y en distancias cortas. No tiene ningún riesgo, sin embargo, no puedo hacer la misma rutina que los de natación entonces encontrar un espacio en la alberca ha sido muy difícil. Entiendo perfectamente las razones, pero sí creo que debería haber más opciones para los alumnos. Esta situación claramente limita mi entrenamiento porque durante el semestre tengo muy poco acceso a la alberca y como estoy entrenando tan fuerte, dos veces al día, dos horas, y también atiendo los estudios, aunque haya otro lugar que me preste la diferencia de distancias no se compara. Yo estudio en Monterrey, Nuevo León, y ahorita estoy en contacto con la Secretaría de Deportes de mi estado, Quintana Roo, con quienes he tenido muy buen recibimiento y todavía estoy dialogando para ver en qué me podrían apoyar en esta competencia. Es un poco difícil pero lo estoy manejando.

Camila Jaber

Foto. @camilajaber/ @willgrahamphoto

¿Cómo te gustaría vincular en un futuro lo que estudias con la apnea?
Estudio Ingeniería en Innovación y Desarrollo con enfoque en Sostenibilidad que es una carrera que me permite dedicarme al área que me interesa: el tratamiento de aguas residuales y superficiales. Estoy muy interesada en ese tema porque creo que en el país hay una deficiencia en esta rama. Las tecnologías siguen siendo muy básicas y no hemos progresado mucho en el tratamiento de aguas residuales y es un tema muy importante, ahora lo es y en el futuro no me imagino.

Hasta ahora la apnea me ha abierto muchas puertas porque he conocido a muchas personas que están involucradas en temas de conservación y están haciendo proyectos para la conservación de nuestros mantos acuíferos y que los residuos de las zonas urbanas no acaben ahí. Crecí en una zona donde todo el suelo está lleno de ríos subterráneos y he visto cómo la falta de tecnologías y tratamiento de aguas ha tenido un efecto en esos ecosistemas. Quiero encontrar la manera de que mi carrera como atleta y la profesional se vinculen y creo que es muy posible, ya están en áreas relacionadas. Tengo ideas de en un futuro tener mi propia ONG que se dedique a traer tecnologías de tratamiento de aguas a zonas que lo necesiten o a mejorar las ya existentes.

Tú puedes ayudar a Camila a cumplir su meta, a través de la plataforma Inixar donde puedes aportar desde $50 pesos a la causa. Donando también ayudas a otros niños y niñas, ya que 10% de lo recaudado es para la organización Escalando Fronteras —donde Camila es voluntaria— que se dedica a desarrollar habilidades a través de la educación y el deporte en niños y jóvenes de zonas de riesgo.

¡Ayudemos a que esta sirena mexicana siga recorriendo los mares del mundo!