Gracias, pero no gracias. Gabourey Sidibe no quiere que la felicites por haber bajado de peso

Gabourey Sidibe

Gabourey Sidibe

Si alguna vez has estado a dieta y perdido peso, probablemente habrás escuchado algo como “¿Bajaste de peso? Qué bien te ves” o “¡Estás más delgada, te ves guapísima!”. Y sí, hay que admitir que para muchas personas eso puede sentirse de maravilla e incluso funcionar como una palmadita en la espalda para seguir esforzándose en su meta por llegar a su peso ideal, pero no es el caso para todas. Al menos no para la actriz Gabourey Sidibe, quien ha recibido comentarios sobre su cuerpo TODA su vida.

En una entrevista con el sitio Refinery29, la protagonista de Precious habló sobre lo molesto que es que la gente siempre tenga una opinión sobre su físico, incluso si es con la intención de hacerle un cumplido. “Lo que había estado pasando, desde que comencé a bajar de peso el año pasado, es que la gente me decía ‘¡Felicidades por tu pérdida de peso!’ Eso no me halaga, simplemente me molesta, porque pienso que no me deberían felicitar por algo así. Si me vas a felicitar por bajar de peso entonces también felicítame cada vez que haga pipi. Felicítame cada vez que eructo, porque mi cuerpo no tiene nada que ver contigo y realmente no necesita que lo apoyes”, explicó.

La neoyorquina se sometió a un proceso de bypass gástrico en 2016 después de años de intentar bajar de peso de forma natural, y lo hizo motivada por una cuestión de salud. Como escribió en su memoria This Is Just My Face: Try Not to Stare, publicada el pasado mayo,“No me hice esa cirugía para ser hermosa, lo hice para poder caminar cómodamente en tacones. Quiero hacer una voltereta. No quiero sentir dolor cada vez que tengo que subir un tramo de escaleras… La cirugía no fue la salida fácil, no hice trampa al hacérmela. No hubiese sido posible bajar tanto de peso sin ella”.

Una publicación compartida de Gabby Sidibe ???????? (@gabby3shabby) el

Para Gabourey Sidibe, la belleza no tiene nada que ver con la percepción que la gente tiene sobre ella, y es por eso que le parece molesto que conocidos y desconocidos emitan su opinión al respecto todo el tiempo. “Cuando digo que soy hermosa no lo digo para que alguien me aplauda y piense que soy valiente. No lo hago para que alguien comente sobre cuánta confianza tengo en mí misma. No lo digo con ego y no lo digo a la defensiva. No lo digo insinuando que la gente que se ve como yo es mejor que la gente que se ve como tú. Lo digo porque lo creo. Me he ganado cada centímetro de mi belleza”.

Durante muchos años, el cuerpo femenino ha sido medido, definido y calificado por la opinión masculina, es por eso que testimonios como el de Gabourey y movimientos como el body positive son tan importantes, ya que buscan que las mujeres tomen el control sobre sus cuerpos y la forma en la que éstos se proyectan no sólo en las redes sociales personales, sino también en los medios de comunicación. Al final del día la relación que cada persona lleva con su cuerpo es sumamente íntima y, como en todo, habrá a quienes les interese escuchar una opinión externa al respecto, pero definitivamente también habrá a quienes no.