La curiosa historia de cómo el rosa mexicano obtuvo su nombre

mexican pink

Hoy se dio a conocer el fallecimiento del caricaturista, pintor y diseñador de modas Ramón Valdiosera a los 98 años de edad, y aunque es probable que su nombre no te suene familiar, seguramente sí uno de sus grandes legados: el color rosa mexicano, que hoy en día forma parte de nuestra identidad tanto como unos buenos chilaquiles, el mariachi o Frida Kahlo.

Aunque el artista de origen veracruzano no fue quien inventó el tono como tal, sí se le atribuye haberlo puesto en el mapa internacional. De acuerdo con un artículo publicado por La Jornada, fue en 1949 durante un desfile en Nueva York –comisionado por el entonces presidente de México, Miguel Alemán, como parte de la Semana de México en Nueva York– que Valdiosera presentó sus diseños en el hotel Waldorf Astoria y acaparó la atención de los cronistas de moda por su uso predominante del color bugambilia y textiles tradicionales mexicanos.

Al ser interrogado sobre el intenso color que había mostrado en la pasarela, Ramón Valdiosera lo reafirmó como el “mexican pink” (rosa mexicano), un color que representa la identidad y personalidad de México. “Para ellos es una locura, piensan que no voy a hacer nombre con eso. Cuando les explico que está en los candeleros de la vida, que se usa en los juguetes populares, en las telas y vieron el rosa, pues quedó en la lista de la moda como un color clásico”, explicó alguna vez el diseñador sobre ese momento.

El rosa mexicano se convirtió en el sello distintivo de los diseños de Valdiosera, los cuales llevarían celebridades de la época como María Félix, Dolores del Río, Paulette Goddard y Rita Hayworth, pero también en una tonalidad que define a la perfección la alegría vibrante, arriesgada y folclórica de México.

Bocetos de Ramón Valdiosera