‘Verde que te quiero verde’: plantas para decorar tu casa y oficina

¿Te ha pasado que estás en una conversación en la que hablan de plantas y tú solo conoces la que creciste de un frijolito en la primaria? Si la respuesta es sí, no te alarmes, aún estás a tiempo de convertir tu casa en un vivero sin morir en el intento.

Si eres principiante en eso del cuidado de las plantas, te tenemos una guía para que las acomodes en cada rincón de tu hogar u oficina. Algunas requieren más cuidado y otras simplemente las puedes regar cada mes. Si de plano se te mueren puedes optar por un cactus…. de plástico

Para purificar el aire

– Potus (Epipremnum aureum)
Para los compas: Teléfono
Esta plantita es fácil de conseguir y no requiere de mucha atención o cuidado, puede crecer en agua o tierra, luz y sombra. Según la BBC, es una de las 5 plantas que la NASA recomienda para absorber toxinas en el aire como el benceno y el formaldehído.

– Sansevieria trifasciata
Para los compas: Lengua de suegra/lengua de tigre
Esta planta es ideal para los que no tienen nada de experiencia en jardinería, ya que puede aguantar cambios de temperatura, crecer sin mucha luz y no requiere riego constante. De hecho, puedes regarla cada 15 días y será más que suficiente. Si se te muere, por favor no tengas hijos.

– Dracaena fragrans
Para los compas: Piña
Ideal para tener en interiores, ya que el sol directo puede quemar sus hojas. El riego en verano es alrededor de cada 2 semanas, y en invierno cada 10-12 días. Más fácil, imposible.

Una foto publicada por Polly and the Wren (@polly_and_the_wren) el

 

Para la oficina

– Cactácea
Para los compas: Cáctus bebé
Además de que las puedes colocar en macetitas lindas sobre tu escritorio, no necesitan mucha luz (por si en tu oficina no entra ni un rayo de sol) y regarlas es muy ocasional, así que no les pasará nada cuando salgas de fin de semana, puente o vacaciones.

– Echeveria elegans
Para los compas: Eche goey o Echeveria
Una bella suculenta decorativa que parece una flor apunto de abrirse, o en todo caso una alcachofa. No necesita mucha luz ni riego ya que sus raíces pueden pudrirse por el exceso de agua. 

– Sedum Morganianum
Para los compras: Cola de burro
Otra suculenta un poco más exótica, pues el conjunto de sus hojas hace que cuelgue. Es una planta ideal para principiantes, ya que su riego es moderado y no es necesario estarla cambiando de maceta.

Dato cultural: Cactus no es sinónimo de suculenta, un cactus es suculenta pero no todas las suculentas son cactus.

Una foto publicada por Conservatory Archives London (@conservatory_archives) el

Para la cocina

– Romero
La manera más fácil de cultivarlo es mediante esquejes (tallos) de una planta madre. Cortas una ramita y le quitas las hojas dejando solo las de la punta y entierras el tallo profundamente. Es una planta muy resistente que necesita de mucha luz y un riego moderado (agua abundante, pero poca frecuencia).

– Albahaca
Lo puedes hacer igual que el romero, mediante esquejes. No aguanta las temperaturas bajas y requiere de sol directo, pero puede estar un tiempo en la sombra. Esta planta sí necesita un riego bastante regular (un día sí y uno no), no apto para olvidadizos.

– Hierbabuena
Una planta que necesita un clima estable sin excesos de calor o frío, y el riego diario es muy importante, pero sin encharcarla. Los lugares con sombra son buenos ya que se si está a pleno sol se puede secar. Eso sí, exige muchos nutrientes extras como el humus de lombriz.

Una foto publicada por Pequeñas Huertas (@peque_huerta) el