¡Los senos perfectos existen! Te decimos cómo son

senos perfectos

Aunque para las mujeres aún existen muchos problemas a nivel global que hay que resolver, a nivel personal también hay estigmas que nos acomplejan, y uno de ellos son los senos. Específicamente, el ideal de las tetas perfectas.

Creo que, al menos una vez en la vida, muchas las mujeres nos preguntamos cosas como: ¿mis pechos son lindos? ¿serán demasiado grandes? ¿o pequeños? ¿así se ven los pezones de mis amigas? Y es que Playboy –y Martha Higareda– nos han hecho creer, a nosotras y al mundo entero, que los senos perfectamente simétricos, de tamaño mediano y pezón con circunferencia de libro de geometría son la norma en toda mujer.

¿Cómo creemos que son los senos perfectos?

Recuerdo que cuando estaba en la secundaria, alguna vez escuché a un grupo de amigos explicar la clasificación de pezones según su apariencia. Términos tan absurdos como el pezón de “hot-cake”, de “corcholata” o de “galleta María” salieron a flote ente burlas y comentarios de asco, y aunque en el momento me reí por convivir (como si mis senos hubiesen sido esculpidos por Miguel Ángel) comencé a sentir una especie de pánico e inseguridad. ¿El hombre que me viera desnuda iba a poner mi busto en alguna de esas categorías y después contárselo a sus amigos?

La idea me atormentó durante algún tiempo y supongo que también a varias amigas mías, que en cuanto tuvieron oportunidad aprovecharon para hacerse una mamoplastía de aumento. Chicas de 21-23 años inconformes porque sus senos no se veían como “debían ser” y eso las hacía sentir inseguras, menos sensuales, menos mujeres.

No existe un solo modelo de senos perfectos

Lo más preocupante es que ese ideal, como muchos otros que nos vende la mercadotecnia, dista mucho de ser la realidad.

La fotógrafa Laura Dodsworth lo evidenció a la perfección en el proyecto Bare Reality: 100 Women, Their Breasts, Their Stories, en el que fotografío los senos de 100 mujeres entre 19 y 101 años y copas AAA a K.

“Más que simples partes de nuestro cuerpo, los senos representan sexualidad, maternidad y femineidad. Cuando hablamos de senos hablamos sobre aspectos íntimos de nuestras vidas como mujeres”, explicó sobre el proyecto convertido en libro a través de Kickstarter.

senos perfectos

Foto. Bare Reality: 100 Women, Their Breasts, Their Stories

Perfección en la diversidad

En un artículo publicado en la revista Seventeen, la doctora Tsippora Shainhouse (dermatóloga y pediatra) identifica ocho tipos de pezones más comunes entre las mujeres –OCHO, no uno, ni dos– y los clasifica de la siguiente forma: protuberantes, planos, hinchados, invertidos, invertidos unilateralmente, rugosos, velludos y supernumerarios.

Además, menciona que “es posible tener una combinación de dos o más tipos (como protuberantes y rugosos o planos y velludos, por ejemplo)”.

¡Y nosotras sufriendo!

Personalmente, con el tiempo he aprendido que ninguna persona o industria tiene control sobre mi cuerpo y que la mejor versión de él es la que yo elijo por convicción y amor propio, y no por ninguna otra razón.

Así que ¿existen los senos perfectos? Por supuesto, y son los que tengo yo y los que tienes tú, los que aprendes a querer porque son solamente tuyos.