Malvestida Food Sessions presenta: Las mejores galletas de chispas de chocolate

Galletas de chispas

Foto. Jade Wulfraat

Una de las cosas que más disfrutamos en Malvestida –además de tomar café e inventar pasos de baile arrítmicos– es comer. Somos foodies y podemos pasar horas discutiendo dónde está el mejor ramen de la ciudad o describiendo la textura exacta de un pay de limón (y sí, escribimos pay porque nos perturba cuando la gente lee pie de limón). Por ello decidimos crear una nueva sección en la que compartimos nuestros descubrimientos culinarios y escuchamos los tuyos para hacer del mundo uno más delicioso, así que no olvides dejar tus recomendaciones en la sección de comentarios <3

Comenzamos la primera Malvestida Food Sessions con las galletas de chispas de chocolate, ese postre que sólo a la gente sin alma podría no gustarle. Las hay de textura suave o crujiente; las puras (sólo chispas) y las modificadas con ingredientes extra como nuez, macadamia, chocolate blanco, etc…

¿Cuáles han sido las mejores que has probado y por qué?

Elisa
Cuando se trata de romper la dieta me considero toda una experta, sobre todo si tengo que recomendar postres (especialmente con chocolate). Así que las mejores galletas con chispas de chocolate que he probado en mi vida, y que en mi opinión no tienen competencia alguna, son las de Levain Bakery en Nueva York. No me puedo decidir si las considero mis favoritas por la compañía de mi mejor amiga la primera vez que las probé, por los trozos de chocolate semi-amargo y nuez que tienen o por el simple hecho de que por fuera son crujientes y por dentro la masa es suave, es como si al morderla literalmente se derritiera, y ni qué decir de su sabor, algo que solo puedo recordar y describir como espectacular.

Galletas Levian Bakery

Foto. Instagram Levian Bakery

Eva
Cuando tengo antojo de algo dulce inevitablemente pienso en una sola cosa: las suculentas galletas de chispas de chocolate de Kukis by Maru. Es un negocio local bastante famoso en la ciudad de Mérida, Yucatán, cuya especialidad, evidentemente, son las galletas. Siempre es complicado elegir entre la de chispas o la que es toda de Nutella porque ambas son deliciosas. Sin embargo, la de chispas de chocolate me encanta porque tiene el punto perfecto entre lo suave y crujiente. Recién salidas del horno las chispas se derriten dejando deliciosos rastros de Nutella a su paso y, acompañadas de un café, podrían hacerle la tarde perfecta a cualquiera.

Fide
La mejor galleta de chocolate que he probado en mi vida fue en un Hotel Holiday Inn en Dallas, Texas, cuando tenía 11 años. Me estaba quedando ahí con mis abuelos y recuerdo que a las 5:00 de la tarde ponían en el lobby canastas de cortesía con galletas sabor chocolate, macadamia y arándano. Eran del tamaño de una toronja, de ese tipo de postre que te hace querer más. Las de sabor chocolate tenían además por dentro trozos, así que al morderlas se derretían de una forma indescriptible, fuera de este mundo. Eso las hizo superior a ninguna otra que he probado hasta ahora. Además habían jarras con todo tipo de leche, la combinación adecuada que enamora a cualquier niño (o adulto).

Ale
Las mejores galletas de chispas que he probado en mi vida son las de mi escuela en Canadá. Todas las mañanas apenas llegaba me reunía con mis amigas en la cafetería para el riguroso pack de 3 galletas por 3 dólares recién salidas del horno y aún semi derretidas por el calor: IN-DES-CRIP-TI-BLE. Subí como un millón de kilos. En segundo lugar me quedo con la Cornflake chocolate chip marshmallow cookie de Milk Bar en Nueva York, que tiene tanto sabor como letras en su nombre. Es simple y sencillamente una joya de la repostería munchie, especialmente si puedes probarla recién horneada. Por último, pero no menos delicioso, en la Ciudad de México siempre recurro a las galletas de Chomp Chomp acompañadas de una malteada mini, para esos días en los que realmente quieres hacer las paces contigo misma.

Milk Bar

Foto. Instagram Milk Bar

Rebe
Debo admitir que soy muy especial con las galletas de chispas de chocolate, siempre leo recetas de la galleta perfecta: que si le pones más mantequilla, más azúcar morena o que si dejas reposando la masa unas horas… Total, un domingo fui a comer con mi hermano al restaurante Eno y decidí pedir un ‘postre’ después de desayunar unos suculentos molletes y fue ahí donde encontré la gloria en una mordida. A mí las galletas me gustan grandes, y esta es la combinación perfecta entre scone y galleta. Crujiente por fuera y por dentro… ni para que les cuento.

Majo
Las galletas de chocolate son importantes para mí y lo que más me emociona es todavía no haber encontrado la mejor de todas. Mientras tanto, algunas inolvidables que he comido: las hechas por mi mamá, las de Kukis by Maru –primero como clienta y luego como empleada (me dijeron que me iba a hartar de ellas. Estuve ahí un año y jamás pasó)–, las que hicimos E y yo cuando nos acabábamos de mudar juntos y compramos bandejas para hornear antes que cuchillos y sí, incluso las de Subway, en mis peores momentos Godínez.